lunes, 31 de diciembre de 2018

El último del año...

Con la lengua afuera entre tantos compromisos, festejos y brindis llegamos a esta cita mensual con el tango, la historia y sus bardos. Una vez más les proponemos este singular juego que pretende evocar a figuras del 2x4 con la complicidad de nuestros fieles lectores que nos envían sus resoluciones a nortangoxxi@yahoo.com.ar con la esperanza de reincidir en sus certeras respuestas. Como lo hicieron Griselda García Cuerva, Alejandro Cabril y Leandro Pieroni (Dolores) y Marta Álvarez y Juan Calderón (Pergamino) con el número del mes pasado y que se expone a continuación:





El último juego del presente año, además del desafío lúdico que supone su resolución servirá para que juntos recordemos a Pedro Numa Córdoba, letrista y guitarrista nacido el 1° de diciembre de 1897 y fallecido el 2 de marzo de 1965. Le pertenecen obras como Alma de indio, Ay, Aurora, Comandante Franco, El cuzquito, Muñequita de lujo, Ojos negros y Pobre corazoncito. Deliberadamente omití mencionar otra de sus obras, quizá la más importante, que Uds. deberán revelarnos cual es cuando al cabo de resolver íntegramente el acertijo uno de sus pasajes poéticos aparezca en forma vertical sobre los casilleros sombreados.
1.- Lágrimas y _ _ _Vals de Pascual De Gullo, éxito de la orquesta de Rodolfo Biagi que lo llevó al disco el 26 de marzo de 1941 en el Sello Odeón.

2.- Título de una obra de Reynaldo Nichele y Evaristo Fratantoni que dice en alguno de sus pasajes poéticos: “Quise conocer la divina luz, esa luz de amor antorcha azul en nuestra vida y en mi divagar no logré libar esa dulce miel de los panales del cariño fiel”.

3.- _ _ _de plata. Viejo tango de Carlos Vicente Geroni Flores y Samuel Linning. Dice en alguno de sus pasajes: “Malhaya la hembra que quiere robarme,de puro envidiosa nomás, tu querer...¡Más grandes mis besos los hizo tu dagaque puso, de un tajo, en mi boca un clavel”...

4.- Título de una obra de Enrique Saborido y Carlos Mauricio Pacheco de la que Juan D´Arienzo logra una verdadera creación. Incógnita nombre de mujer. Generalmente se ejecuta en forma instrumental.

5.- Lorenzo _ _ _. Violinista, director y compositor nacido en Córdoba el 6 de septiembre de 1918 y fallecido el 23 de junio de 2009. Entre sus composiciones merecen citarse las milongas El funyi, Pastelitos calientes, Taconear porteño y Último orejón del tarro y el tango Vigencia.

6.- Título de una obra que firman José Libertella, Miguel Montero y Aldo Queirolo. Narra de un chiquito negro futbolista para más datos zurdo que fatalmente perece dejando con diez al “Once corazones”. El apodado “Negro de oro” lo llevó al disco el 4 de junio de 1962 en el Sello Odeón y el marco musical lo puso José Libertella y su orquesta.

7.- Título de un tango que data de 1930. Pertenece a Enrique Cadícamo y Rogelio Ferreyra. Carlos Gardel lo grabó el 1° de diciembre de 1930 en el Sello Odeón con el acompañamiento de las guitarras de Aguilar, Barbieri y Riverol. La incógnita corresponde a un mote lunfardo que se le asigna a una dama elegante, distinguida, fina, de abolengo.

8.- Título de un tango de FlorindoSassone y Enrique Dizeo que comienza diciendo: “Tango de la Guardia Viejame dicen que yo soy,para los muchachos de hoy,el del clavel en la oreja.Tango de la Guardia Viejapero lleno de emociónque los blancos y los negrosllevan en el corazón.” Incógnita, campo de juego.

9.-Martín _ _ _. Bandoneonista, arreglador y compositor nacido el porteño barrio de Belgrano el 26 de mayo de 1916 y fallecido el 12 de noviembre de 1991. Con Mariano Mores compuso Tan solo un loco amor y Viejo Buenos Aires, con Oscar Lomuto Yo quisiera no quererte y como responsable de letra y música Un solo adiós.

10.- Francisco _ _ _. Guitarrista, cantor, compositor y bailarín nacido el 6 de junio de 1884 y fallecido el 25 de mayo de 1938. Compuso entre otras obras Cariñito mío, El sueño, Flor de durazno, Maragata, Mi pañuelo bordao, Para quererte nací, Sanjuanina de mi amor y Soy una fiera.

11.-Ángel Sánchez _ _, “El príncipe cubano”, cantor, compositor, letrista, anunciador del mítico Chantecler.

12.- Tango concebido en 1930 por Alberto Acuña y Celedonio Esteban Flores. El título está compuesto por dos vocablos iguales referidos a un color determinado.

13.- Juan Carlos _ _ _. Cantor nacido en Campana, provincia de Buenos Aires el 21 de agosto de 1922 y fallecido el 12 de febrero de 2016. Cantó con Ricardo Tanturi, Alfredo de Ángelis, José Basso y aún con el Sexteto Mayor. Con de Ángelis supo formar dupla de cantores con Oscar Larroca, Roberto Florio y fundamentalmente con Roberto Mancini.

14.- Título de un tango compuesto por Pedro Laurenz y Carlos Marín. La incógnita se refiere a una mujer que desarrolla una actividad que tiene que ver con el agua. Entre otros lo grabó Aníbal Troilo con su cantor Ángel Cárdenas. Fue en el Sello Odeón el 4 de junio de 1959.

15.- Lito _ _ Pianista contemporáneo nacido en Villa Adelina el 1° de diciembre de 1961. Compuso los tangos Amor y espanto, Arañando la puerta, El buen augurio y Grafitti de las almas.

16.- Las _ _ menos cinco. Título de un tango de Agustín Bardi y Luis Bates. Dice en alguno de sus pasajes “Sombra entra las sombras que cobrara vidacruza entre la flecha de una luz partida,llega a una ventana, nombra a una mujery... unos labios dicen su querer”...La incógnita es un número cardinal.

17.- Quiero volver al _ _ .Tango de Roberto Rufino y Antonio Chidichimo. El que apodaban “El pibe” lo grabó en sendas oportunidades. Una en el Sello BGH(1974) con el acompañamiento de Alberto Di Paulo y otra en el Sello Micronda(1981)con el acompañamiento de Omar Valente. Incógnita establecimiento de enseñanza.

18.- Apodo que recibía el intérprete Ignacio Corsini, “El _ _ _cantor”.

19.- Nombre del cantor, guitarrista y compositor contemporáneo de apellido Alvarado. Es un verdadero embajador del tango en el mundo con reiteradas presencias en España, Finlandia, Rusia, Eslovenia, por citar algunos de los puntos del globo donde mostró su arte.

20.- La _ _ _. Tango de Aníbal Troilo y Catulo Castillo. Lo grabó el propio “Pichuco” con la voz de Jorge Casal en el Sello TK en 1954. La incógnita se refiere a una posada, fonda, sitio donde suelen servirse comidas.


sábado, 22 de diciembre de 2018

Resultados XVIII Certámen Poético y XIV Cuento Breve


Culminado el XVIII Certamen de Poesia y el XIV de Cuento Breve temáticos organizados por el Centro Cultural del Tango Zona Norte, Academia Correspondiente de la Academia Nacional del Tango se observaron los siguientes resultados:

                                                             Poesía

1° “Al rey del compás” Graciela Rubio - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
2° “El rey del compás” Omar Luján Pertussi - Luján Provincia Buenos Aires
3° “Noches mías” Delia Esther Fernández Cabo - Canelones Uruguay
4° “No es el último" Viviana Battistesa - Castelar Provincia Buenos Aires
5° “Título merecido” Aldo Renato Guardati - Provincia Salta

1ª. Mención “Al gran maestro” Juan Carlos Velazque - Provincia San Luis
2ª. Mención “Incomparable compás” Juan Carlos Sinott - La Plata Provincia Buenos Aires

Jurados: Estela Garrido, Martha Muñoz y José Jorge Aldecoa Davies



Al Rey del Compás

Acercándote con temple majestuoso
y sin pronunciar palabra alguna,
tus brazos se agitan como alas
    dibujando en el aire mil figuras.    
El mundo entero se estremece
cuando las notas, - al surgir-
remontan vuelo
y se enlazan en formas armoniosas
capaces de elevarte al mismo cielo.
Con sólo una mirada dás la entrada,
estallan los violines, y en el ruedo,
responden bandoneones, grita el piano,
y los músicos se trenzan en el duelo.
Personaje inconfundible de la noche
le imprimiste tu color, creaste tu sello
y te fundís entre tangos y milongas
hasta hacer sangrar los instrumentos.
Alquimista, domador del mismo viento,
marca el equilibrio tu figura
y arrancás del cantor la letra pura
haciendo vibrar hasta al silencio.
Maestro gestual de un sentimiento
ampliaste el corazón del pentagrama,
y mostrás de su color todas las gamas
haciendo imborrable cada encuentro.
Sos “el rey” indiscutible;  éste es tu juego,
tu legado es eterno, no fugaz,
te coronaron Rey, Rey del Compás
porque sos mágico, sos inmortal
¡Maestro de maestros: JUAN DARIENZO!




                                                        Cuento Breve

1° “El imparcial” Rubén Alberto Lamónica Beccar - Provincia Buenos Aires
2° “La fobia de Juancito” Marcelo Gustavo Zanetti - Ciudad Autónoma Buenos Aires
3° “Historias y tangos” Irma Lilia Polola - Ciudad Autónoma Buenos Aires
4° “Estoy acá en esta soledad, Juan D´Arienzo y el amor de su vida” Hernán Sánchez Barros - Ramos Mejía Provincia Buenos Aires
5° “Esta noche canta el Zorzal” Diana Cornejo - Mina Clavero Provincia Córdoba
5° “Un muchacho de entonces” Raúl Elvio Fantín - Las Rosas Provincia Santa Fe

1ª. Mención “De tango éramos” Delia Esther Fernández Cabo - Canelones Uruguay
2ª. Mención “Salida con traspié” Sergio Simionato - Ciudad Autónoma Buenos Aires

Jurados Laureano Castaño, Ana María Perucho y Jorge Bottino

El Imparcial

Hace varios años atrás, siendo muy joven tuve oportunidad de almorzar en “El Imparcial”, dicen que es el restaurante más antiguo de la Ciudad de Buenos Aires y que por sus mesas, han pasado los más famosos personajes, argentinos y extranjeros, de la política, el deporte y el espectáculo.
Ya no estaba Severino García, aquel gallego que se instaló muy cerca de allí por el 1860 con su “Fonda y Botillería El Imparcial”, ofreciendo típicos platos gallegos y la especialidad que era el “puchero de gallina hervida con viejo vino Carlón”, tal como se hace referencia en la letra de un viejo y conocido tango.
La historia cuenta también que mientras vivió don Severino, en su local no estaba permitido el ingreso de mujeres. “Nada de vitroleras, alternadores, coperas ni orquesta de señoritas” decía aquel laborioso gallego.
Seguramente al morir García, esa medida misógina caducó porque la presencia femenina en “El Imperial” comenzó a ser bastante numerosa y bien recibida.
Era la primera vez que concurría y al ingresar me sentí transportado a un pasado lleno de anécdotas y de recuerdos.
Busqué una mesa junto a uno de los amplios ventanales con vista a la calle Hipólito Yrigoyen, allí me ubiqué y mientras esperaba ser atendido recorrí con la vista todo el interior de aquel tradicional lugar.
Al momento de elegir y luego de consultar el amplio menú, me decidí por el famoso plato de la casa, que no era otro que el puchero de gallina.
Cuando el mozo se retiró me distraje observando el movimiento de la calle que a esa hora del mediodía era muy intenso. Personas que caminaban en distintas direcciones y el interminable desfile de taxis, algunos lentamente buscando pasajeros y otros que por la velocidad se deducía que iban ocupados.
En ese momento me vino a la memoria haber leído que Juan D´Arienzo, conocido también como “El Rey del Compás”, había nacido muy cerca de allí, a no más de cuatro cuadras, cuando esa calle se llamaba La Victoria.
Como soy bastante imaginativo comencé a fabular que en ese mismo momento el maestro D´Arienzo hacía su entrada al local. Uno de los mozos se le aproximaba estrechándole la mano. Acto seguido el Maestro se dirigía hacia el sector en que yo me encontraba. Entonces comencé a agregarle detalles al hipotético encuentro.
Al pasar frente a mí, se detenía y muy amistosamente me saludaba. Sorprendido le devolvía el saludo, imaginando que me había confundido con otra persona.
Supuse que continuaría su camino, pero en lugar de retirarse me señaló la silla que estaba vacía y me preguntó si podía sentarse, a lo que accedí, pensando en la incómoda situación que se generaría cuando se diera cuenta de su error.
Con una enorme sonrisa y agradeciéndome haberle permitido compartir la mesa, D´Arienzo tomó asiento frente a mí.
Al enterarse que me aprestaba a comer puchero de gallina, llamó al camarero y pidió el mismo menú.
Soy Juan D´Arienzo ¿Vos cómo te llamás?, me preguntó, entonces comprendí que no se había equivocado de persona. Me presenté y al comentarle que era de San Isidro, recordó que siendo joven había concurrido algunas veces a los balnearios de Las Barrancas.
También hizo mención a varios músicos y cantores sanisidrenses con los que había compartido, según dijo, algunas de sus numerosas presentaciones. Eran nombres y apellidos sobre los que yo no tenía ninguna idea de sus existencias. Aún en mi ignorancia me sorprendieron gratamente esos recuerdos.
De a poco fui entrando en confianza y convirtiendo en diálogo lo que hasta ese momento había sido casi un monólogo de mi famoso compañero de mesa. Al preguntarle sobre sus actividades, me respondió que esa tarde tenía que presentarse en RCA Víctor para grabar el tango “Dicha pasada con el cantor Horacio Palma, entonces comenzó a desgranar varias anécdotas muy divertidas sobre situaciones sucedidas en anteriores grabaciones que tuvieron como protagonistas a músicos, cantores y a él mismo.
También me contó algunas vivencias de su infancia, de los amigos de aquella época, de sus estudios en el Mariano Moreno y hasta de sus primeros profesores de violín.
Interrumpimos la charla ante la aparición del mozo con el pedido. Salvo algún comentario aislado saboreábamos casi en silencio el exquisito menú.
Al reiniciar la conversación, le recordé que tiempo atrás, el el cine Centenario de San Isidro habían proyectado la película “La Voz de mi Ciudad” con Diana Maggi, Santiago Gómez Cou y Mariano Mores, donde él y su orquesta habían tenido destacada participación.
Mi curiosidad me llevó a preguntarle de donde venía su apodo. Hizo un silencio como jugando con mi expectativa. Luego me contó que lo de “El Rey del Compás”, venía de su época en El Chantecler, donde tenía continuas actuaciones.
En el lugar animaba un personaje llamado el “Príncipe Cubano” quien una noche tuvo la idea de presentarlo de esa manera y como le gustó el mote, lo adoptó definitivamente.
Según me dijo a ese lugar nocturno acostumbraba ir Carlos Gardel, algunas veces en compañía de Irineo Leguisamo, con quienes solía compartir algunos tragos y largas charlas.
A modo de confidencia me contó que el “Morocho del Abasto”, en uno de esos encuentros le vaticinó que su muerte sería en un avión. Ante mi sorpresa, se apresuró a decirme, nadie me lo cree, pero te juro que es verdad.
Cuando llegó el momento del postre, el maestro se disculpó por tener que retirarse. Pretendió pagar la consumición, cosa que no acepté por considerarlo mi invitado. Insistió, pero finalmente aceptó mi propuesta. Entonces sacó una tarjeta personal, me la entregó y me pidió en algún momento lo llamara para concretar un nuevo encuentro ya que, según dijo, había pasado un buen almuerzo en mi compañía. Reiteró sus elogios para San Isidro, nos dimos la mano y se alejó con una sonrisa. Antes de retirarse saludó al personal del restaurante.
Llamé al mozo para pedirle mi debilidad que es el flan con crema.
Mientras saboreaba el postre miraba la silla que tenía frente a mí, la que en todo momento estuvo vacía, pero que en mi novelesca imaginación la había ocupado nada menos que el maestro Juan D´Arienzo.
Luego de pagar y al momento de levantarme le di la pincelada final a mi fantasía, haciendo el ademán de guardar la inexistente tarjeta en uno de los bolsillos de mi saco.
 Mientras le daba una última mirada a “El Imparcial” me encaminé lentamente a la salida.
En ese momento se abrió la puerta. Con gran sorpresa quedé frente a frente con quien me estaba entrando, que resultó ser el auténtico Juan D´Arienzo.
Mientras me hacía a un lado para cederle el paso, no pude dejar de pensar en que el el Maestro nunca llegaría a sospechar que ese desconocido que tenía frente a él , pocos minutos antes, había fabulado un almuerzo en su compañía.
Estaba a punto de reiniciar mi camino cuando escuche la voz de “El Rey del Compás” que me decía: “¡Saludos a los amigos de San Isidro!”
Un escalofrío me recorrió el cuerpo al escuchar aquel inesperado y familiar saludo, mucho más al poner mi mano en el bolsillo del saco y encontrar la tarjeta personal de “El rey del Compás”. 




Premio Especial Roberto Peregrino Salcedo “Eternidad de los fueyes” Gustavo Eduardo Green - San Antonio de Areco Provincia Buenos Aires

Premio Entidades Poesía “Musicantes, arrabal y poesía” por los trabajos presentados por Delia Esther Fernández Cabo - Canelones Uruguay
Premio Entidades Cuento Breve “Peña Cielito de San Isidro” por los trabajos presentados por Rubén Alberto Lamónica – Beccar Provincia Buenos Aires

Felicitaciones a los triunfadores y a convocar a las musas para un nuevo desafío en la edición 2019 cuya temática será "El sainete y el tango", al cumplirse el año entrante el nonagésimo aniversario del estreno de "El conventillo de La Paloma" y el sexagésimo de la desaparición física de Alberto Vaccarezza.

viernes, 21 de diciembre de 2018

Cena anual de camaradería


Crónica por Rubén Fiorentino

Como todos los años el cierre público de la actividad institucional del Centro Cultural del Tango Zona Norte, Academia Correspondiente de la Academia Nacional del tango se produce con el espectáculo donde se celebra el Día Nacional del Tango, a veces en el momento exacto, a veces diferido, en el marco del cual se aprovecha para coronar a los vencedores de un nuevo certamen literario temático. 

Claro, el cierre privado se da en la cena anual de camaradería donde nos juntamos todos los que pusimos nuestro granito de arena para salir airosos de un nuevo año de gestión.
Fue el miércoles 19, a horas de haber celebrado el acto en el Teatro Municipal “Del Viejo Concejo” que llevó por título “Poniendo el broche”.
El lugar elegido, el anexo de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos y Cultural “Dante Alighieri” de San Isidro, casa esta que consecuentemente nos brinda la hospitalidad de abrirnos generosamente sus puertas para que concretemos nuestras habituales reuniones de Comisión Directiva.

Fue allí donde pocos minutos después de las 20:30 horas, directivos, socios, allegados y hasta cantantes y músicos nos reunimos para disfrutar de un grato momento de camaradería.
Estábamos casi todos, algunos con sus respectivos cónyuges, es que, de no mediar algún compromiso previo ineludible, ninguno se quiere perder la ocasión de estrechar aún más este lazo amistoso que venimos forjando desde hace más de veintiún años.
Con más canas, o menos cabello, con algún achaque dado el tiempo trascurrido, nos reunimos en torno de las mesas para evocar otros momentos, desarrollar alguna inquietud, contarnos nuevas buenas o acaso confesarnos nuestras penas.

En ese ambiente cordial fuimos degustando los platos que la gran mayoría hubo de ponderar, para pasar luego a esa sobremesa que se comienza a dar espontánea en un entorno de cancionistas, cantores, músicos y recitadores que amenizaron esa inolvidable jornada.

Allí estaban Norma Labat, Jorge Tortosa, Rafael Ruffet, Juan Carlos Guillén y Héctor Moyano para regalarnos la magia de su canto, Luis Fernando Rabe para sumar sus melodías y José Jorge Aldecoa Davies, de Rafael Ruffet que además de cantar nos regaló un recitado de Héctor Gagliardi y un servidor, Rubén Fiorentino para agregar algún poema acorde con la ocasión. 

Después llegarían los brindis, los sinceros deseos de felicidades en vísperas de las tradicionales fiestas que se avecinan y los besos y abrazos con que se rubrica cada despedida.






























 













fotos gentileza: Ricardo Demelli.

domingo, 16 de diciembre de 2018

"Poniendo el broche"


Crónica por Rubén Fiorentino

Cerrábamos un intenso año de gestión y la cosa parecía que venía mal barajada. El viernes recibo la comunicación de una de las cantantes programadas con bastante anticipación para conformar el elenco, anunciándome que no podía concurrir porque se lesionó los ligamentos cruzados de una de sus rodillas. 
Salir a buscar un reemplazo en tan breve tiempo fue todo un desafío del que finalmente logramos salir airosos. Como nunca teníamos en tiempo y en forma los cuadernillos conteniendo las obras triunfadoras y los certificados impresos para los ganadores de un nuevo certamen literario, cuando nos dimos cuenta que uno de ellos no había quedado bien y con extrema premura pudimos solucionarlo. 
No nos fue igual cuando por un inesperado tema de salud del entorno familiar, Matías Mauricio, a quien íbamos a designar Socio de Honor, me anunciaba que sería imposible concurrir a la cita. Sin contar tampoco que muchos de los participantes del certamen ubicados en las primeras posiciones no iban a acompañarnos pues residen en sitios como Canelones, Uruguay, Mina Clavero, Córdoba, Las Rosas, Santa Fe, Salta, San Luis y las bonaerenses San Antonio de Areco y La Plata. 
También estaban los que a pesar de haber sido avisados vía correo electrónico no habían acusado respuesta. No obstante, contra viento y marea como se acostumbra a decir, una vez más salimos airosos. Es más, me atrevería a decir que la velada alcanzó ribetes de extraordinaria. 
Como siempre nos recibió David Robertson Gunn responsable de las instalaciones, el Teatro Municipal “Del Viejo Concejo”, celoso por que, cada detalle en la iluminación, sonido, temperatura de la sala, estuviera en orden. Le agradecimos el habitual gesto mientras los músicos se encargaban de las pruebas de rigor antes de comenzar el acto. 
Con todo dispuesto y respetando el horario establecido dimos comienzo al último acto institucional de este 2018 que ya se bate en retirada. Con los compases de “De Academia”, el tango emblema del Centro Cultural del Tango Zona Norte comenzaba el espectáculo que dimos en llamar “Poniendo el broche”. 
Situación rara la que me tocó vivir puesto que, si bien suelo tener cierta exposición ante el público, la responsabilidad de la conducción habitualmente recae en Rafael Ruffet, con innegable oficio para esas lides. 
Claro esta vez lo liberamos a medias de esa responsabilidad para poder mostrarlo inicialmente como cantante, rol que también domina con eficiencia. Entonces me vi en la paradoja de anunciar, al anunciador, esta vez en su otra faceta. 
Antes de que ello sucediera hice la presentación de quienes serían los responsables de ponerle marco musical a la noche, los maestros Carlos Ferrando y Hugo Pagano que dando muestra de su capacidad interpretativa nos deleitaron con dos instrumentales, Amurado y Quejas de bandoneón, premiadas con aplausos y ovaciones del numeroso público que se daba cita para acompañarnos.
Restablecido el necesario silencio pudimos escuchar al hombre de Villa Adelina que se despachó con Tango de otros tiempos, La abandoné y no sabía, Lo que vos te mereces y a pedido del público Che, bandoneón, mientras su nieto Mauricio, desde la primera fila, plasmaba en filmación la actuación de su abuelo. 
Como eran muchas las entregas que debíamos realizar, en los papeles estaba todo dispuesto para ubicar en el tiempo cada una de ellas, pero, siempre hay un pero, quienes debían estar en la sala permanecían ausentes aún y teníamos que obrar en consecuencia.
Entonces adelantamos la entrega de uno de los Reconocimientos a la Trayectoria que le pondrían emoción a la noche. Marta Guarneri que superando con férrea voluntad sus actuales dificultades de movilidad estaba allí para que le hiciéramos ese mimo que significa este reconocimiento público, rubricado por un humilde pergamino que seguramente en lo emocional tendrá un valor incalculable. Tantos años sobre un escenario brindando su arte merecían éste y muchos otros reconocimientos. Acaso nos cabe el honor de haberlos iniciado. 

Cumplimentado el homenaje Juan Carlos Guillén, el vecino de Beccar que se sumaba para suplir a su colega Paulina Di Monte que desde San Martín nos anoticiaba de su temporal inconveniente físico para concurrir. Juan Carlos con su disposición y capacidad nos ofrendó lucidas páginas de su repertorio como son Malevaje, Tesoro mío, Me duele el corazón y Chuzas, este último agregado por la exigencia del soberano que reclamaba el consabido otra. En lo personal me sigue debiendo Tango argentino, tema este del que hace una verdadera creación. 

Muchas presencias importantes albergaba la sala, escritores, poetas, cantantes, medios de prensa, representantes de entidades amigas y hasta funcionarios como Teresita Capparelli que decía presente acompañándonos en tan magno acto, Concluida la actuación de Guillén un nuevo momento emotivo lo protagonizaba el maestro Tito Ferrari, el otro destinatario del anual Reconocimiento a la Trayectoria. Acompañando de nuestro amigo el cantor Jorge Tortosa que se encargó de contactarlo, acercarlo a la sala y reintegrarlo a su domicilio. El veterano maestro con indisimulada emoción recibía este tributo que no es un halago, es un acto de justicia. 

Para este entonces de la reunión ya Rafael Ruffet compartía conmigo la responsabilidad de conducir con la eficiencia reconocida. Un popurrí de Pedro Laurenz a cargo de Hugo Pagano y Carlos Ferrone arrancó nuevamente los consabidos vítores y las ruidosas palmas que enrojecían de tanto aplaudir. 
Proseguimos luego las entregas, esta vez la Orden de la Amistad Tanguera que correspondió a la señora María Cozzitorto que tanto bregó por el éxito de las 9 jornadas gardelianas celebradas durante la última semana de junio y primera de julio en el Anexo de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos y Cultural “Dante Alighieri”. “Tota”, como la llamamos sus amigos, agradeció poniendo en duda el hecho de ser merecedora a esa distinción. Querida amiga es sentimiento unánime de quienes integramos la Comisión Directiva del Centro Cultural, de socios y allegados que con creces te ganaste este humilde reconocimiento que te quisimos otorgar.
 A continuación, Héctor Moyano sería el primer sorprendido de la noche cuando recibiera de manos de Rafael Ruffet y mías el reconocimiento por sus más de seis décadas en la senda del tango. Justa distinción para este representante de Zona Norte que con el canto y también en su misión dirigencial tanto hace por esta música que tanto queremos. 

Representante de ese maravilloso grupo “Las Perlas del Tango” que orienta nuestro socio y amigo Claudio Durán, Luciana Bresse llegaba para darle un toque femenino a esta noche, en que en forma diferida celebrábamos el Día Nacional del Tango. La dama arrancó poniendo alta la vara con De igual a igual para proseguir luego con Desencuentro, Y no puedo olvidarte, rubricando su actuación con Y no tenés perdón. 

Sabíamos en tanto, de la expectativa creciente de los concursantes del certamen literario temático que anualmente proponemos, porque avanzaba la reunión y todavía no habíamos soltado prenda de sus resultados. Comencé por las menciones y seguí avanzando en orden decreciente desde los puestos quinto a segundo de cada rubro, con la secreta expectativa, que alguno de los premiados estuviera presente. No fueron los resultados que cada uno espera cuando con entusiasmo elabora la propuesta, pero nos sentimos reconfortados cuando la señora María Battistesa de Castelar subió al escenario para recibir el diploma por su cuarto puesto en el rubro poesía y también cuando con alguna demora se hizo presente el señor Omar Pertusi que llegaba de Lujan y recibía con alegría el segundo puesto de poesía. 

Sería Carlos Gari quien pondría su sello en una velada que, a esa altura de la noche me atrevo a calificarla de brillante. El reconocido intérprete nos regalaba en su personal estilo Lo han visto con otra, Milonguita, Naranjo en flor, Los mareados y La última curda. Demás está decir las ovaciones, vítores y batir de palmas que mereció esta presentación que me atrevo a rotular de histórica. 

Después del consabido suspenso por fin haríamos públicos a los ganadores del certamen. Por suerte ambos nos acompañaban. La señora Graciela Rubio que con su obra Al Rey del Compás se adjudicaba el primer premio de poesía y el señor Rubén Alberto Lamónica que con El imparcial recibía idéntica distinción en cuento breve. Subió a recibir primero de manos de los jurados presentes, Martha Muñoz, José Jorge Aldecoa Davies y Laureano Castano, la señora Rubio su certificado y trofeo, no obstante, por la emoción que la albergaba, no pudo leer su obra como se le requiriera y me tocó a mí el honor de dar a conocer tan hermosa obra, cosa que me halagó profundamente. 

Luego Lamónica recibía por partida doble, el primer premio de cuento breve y el premio a entidades en ese rubro, representando a la peña Cielito de San Isidro. Cabe acotar que la misma distinción en el rubro poesía la recibió el grupo Musicantes, arrabal y poesía por los trabajos presentados por la señora Delia Esther Fernández Cabo de Canelones, Uruguay y el premio especial Roberto Peregrino Salcedo, el señor Gustavo Green de San Antonio de Areco, por su obra “Eternidad de los fueyes”. Lamónica, visiblemente emocionado, a punto de mostrarse tembloroso con las distinciones obtenidas, tampoco leyó su obra como le solicitábamos y dado lo avanzado de la hora y con la necesidad de entregar la sala en tiempo y forma, omitimos la lectura pues su trabajo estaba inserto como corresponde en el cuadernillo que recibirían todos al egreso. 

Con la glosa de Aldecoa Davies a la señora Bresse y los compases de Melodía de arrabal que reunió a todo el elenco sobre el escenario daba fin a una extraordinaria jornada de tango que nos contaba como protagonistas.
Cuando como de costumbre en cada despedida hacía subir a la Comisión Directiva en pleno del Centro Cultural del Tango Zona Norte, Academia Correspondiente de la Academia Nacional del Tango, como artífices todos ellos del acto celebrado, me convertía yo en el segundo sorprendido al recibir de manos de ellos un reconocimiento a mi labor como soldado de esta noble causa del tango. Una caricia al alma que no voy a olvidar nunca. Gracias amigos por tanto.




Fotos Gentileza Ricardo Demelli y Claudio Durán.


martes, 4 de diciembre de 2018

De Academia











Crónica por Rubén Fiorentino

No es que pretenda referirme a la magnífica obra de Osvaldo Fresedo y tango emblema del Centro Cultural del Tango Zona Norte ni tampoco al Racing Club de Avellaneda brillante puntero del torneo de fútbol organizado por la superliga. Lo tomé como título alusivo de lo que sucediera anoche en el Salón de los Angelitos de la “Casa Mayor del Tango”.
Era una cita a la que no podíamos estar ausentes y la entidad que tengo el orgullo de conducir así lo entendió llegando a la sede de la Avenida de Mayo con un nutrido grupo de representantes.
Comenzando por las damas, como corresponde, Judith Panigazzi, y Liliana Desanto a las que se sumaron Jorge Villar, Héctor Moyano, Jorge Gatti y un servidor.
Un personaje muy ligado a los afectos iba a ser ungido Académico de Honor y la ocasión requería que estuviésemos allí para contribuir a darle marco.
Néstor Fabián, flamante octogenario estaba presente para recibir el tributo de mano del presidente Gabriel Soria y cosechar el afecto de todos cuantos por esa exclusiva causa, nos reunimos. 

Con un total de asientos ocupados y mucha gente de pie, entre los que nos contabámos pues los medios de transporte públicos que nos acercaron nos jugaron una mala pasada, estábamos nosotros. 

Muchas caras amigas había alrededor y figuras reconocidas del ambiente como Rodolfo Lemos, Gerardo Emilio, Martín Alvarado, Alberto“Chino” Hidalgo, Gabriela Alejandra Malussa, Ana Medrano, Luis Filipelli, Nora Lafont, Horacio Cavarcos, Rubén Reale, Carlos Alio, Aldo Bloise y nuestros socios de Honor Primo Antonio, Marcelo Guaita, Roberto Chaleán, Guillermo Galvé, Gabriel Soria y el propio Fabián. 

Entre anécdotas relatadas con una espontaneidad insuperable, imágenes que ponía en pantalla el siempre eficiente Walter Piazza y canciones surgidas desde el disco o acaso en vivo cuando Julián Hermida y su guitarra y Walter Ríos con el bandoneón de “Pichuco” le pusieron marco musical a la voz de “Pichi” al que los años no hicieron merma en su registro vocal, al contrario, lo suyo se asemeja a los buenos vinos que cuanto más añejos saben mejor.

Entre aplausos, vítores y porque no, alguna lágrima de emoción, trascurrió una jornada que perdurará en el recuerdo de cuantos tuvimos la dicha de asistir.
Luego vendrían las fotos y los saludos que prolongarían esa despedida que ninguno quería que aconteciera. 



Fotos gentileza Jorge Villar, Silvia Adriana Zappia y Rubén Fiorentino

domingo, 2 de diciembre de 2018

FIN DE SEMANA LARGO




Crónica por Rubén Fiorentino

Tal como enuncio en el título fue un fin de semana largo el que nos tocó vivir. Si bien el Centro Cultural del Tango Zona Norte, Academia Correspondiente de la Academia Nacional del Tango no organizaba ningún acto institucional acompañó los organizados por entidades muy caras a sus sentimientos y con nuestros representantes tratamos de estar presentes en cada uno de ellos, cosa que resultó por demás difícil por la simultaneidad con que se desarrollaron estos. 


El viernes 30 de noviembre, día complicado si los hay, por la presencia de representantes del G 20 en la residencia de Victoria Ocampo, nos señaló la agenda la actuación de la Banda de Conciertos de San Isidro, liderada por el “gomía” Hernán Ghiotto en la Asociación Canaria de Villa Adelina y allí estuvieron nuestro tesorero Ricardo Demelli, la protesorera Elsa Tablado y el socio fundador Rafael Ruffet.


En tanto en San Isidro, quinta museo “Los ombúes” estuvimos Margarita Sosa, Liliana Desanto, Héctor Moyano, Norma Labat y su señora madre y quien esto escribe acompañando la celebración de las Bodas de Plata del Círculo de Poetas de Boulogne con quien compartiéramos tantos hechos culturales que ellos se encargaron de destacar públicamente y a través de un pergamino con el que fuéramos distinguidos. 












No acallados los ecos de lo acontecido el viernes, el sábado 1° de diciembre debimos estar presentes en el lanzamiento de la antología Poiesis X de la Sociedad Argentina de Escritores Zona Norte que también distinguía a los triunfadores de un nuevo certamen literario “Horacio Quiroga” 2018 y como si esto fuera poco, como expresaría cualquier vendedor de medio de transporte público, la presencia de la cantante Estela Bonnet para ponerle marco a tan digno acto institucional.
Allí estuvimos Laureano Castaño y yo muy fugazmente, el tiempo preciso para escuchar los trabajos de los triunfadores y disculparme con Estela por no quedarme a disfrutar de su arte. 



Es que a metros del Colegio de Abogados de San Isidro, Chacabuco e Ituzaingó, se realizaría el inicio de la trigésima séptima ronda de serenatas organizada por la Asociación “Hijos y Amigos de San Isidro” que involucraba a muchos de nosotros en diferentes roles.
Juan Carlos Guillén, Héctor Moyano y Rafael Ruffet en el canto, un servidor en las glosas, Ricardo Demelli en la organización y Norma Labat agasajada en la ocasión. A ellos debemos sumarles las presencias de Elsa Tablado, Margarita Sosa, Graciela Willis, Judith Panigazzi, Liliana Desanto, Beatriz Graciano y la mamá y la hermana de Norma acompañando a la bullanguera trova. 





No fue sencillo cumplir con tantos cometidos casi superpuestos, pero lo intentamos y lo logramos, querer es poder dice un viejo dicho y aquí se vio ampliamente confirmado. Demás está decir la alegría que nos produjo cada uno de los actos descriptos que traté de recrear con fotografías aportadas por los distintos amigos, que ilustren de alguna manera mis palabras. 
Vayan también los más cálidos saludos y nuestra felicitación a la Orquesta de Conciertos de San Isidro, Círculo de Poetas de Boulogne, Sociedad Argentina de Escritores Zona Norte y Asociación “Hijos y Amigos de San Isidro” por los magníficos momentos que nos hicieron vivir.






Fotos gentileza Gladis Gasulla, Araceli Alonso, Ara Nasilov, Ricardo Demelli, Rafael Ruffet y Rubén Fiorentino.

+Enlaces

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

- Día Nacional del Bandoneón -

- Día Nacional del Bandoneón -
El 11 de junio se celebra el "Día Nacional del Bandoneón" en homenaje a un nuevo aniversario del natalicio del mayor exponente de ese instrumento, Aníbal Carmelo Troilo o simplemente...Pichuco