martes, 22 de agosto de 2017


Encuentro de poetas y escritores “Héctor Negro”

Crónica por Rubén Fiorentino



El Centro Cultural del Tango Zona Norte, Academia Correspondiente de la Academia Nacional del Tango, próximo a cumplir su segunda década de vida, carece desde hace años de un espacio físico propio donde desarrollar su actividad. No es obstáculo ello, no obstante, para producir regularmente actos institucionales cuyo exclusivo destinatario es la comunidad. Espectáculos artísticos, presentación de libros, certámenes literarios, concursos de cantores y cancionistas, proyección de películas y videos, plenarios, encuentros de poetas y escritores se suceden ininterrumpidamente a lo largo de un intenso año calendario y nunca falta un organismo oficial o entidad amiga que nos abra de par en par sus puertas para que podamos concretarlo.

Esto se dio nuevamente el pasado sábado 19 de Agosto y esta vez fue el Instituto Román Rosell quie brindó sus instalaciones para que pudiésemos realizar allí el encuentro de poetas y escritores “Héctor Negro”. Fue una hermosa jornada aunque las condiciones climáticas que presentaba el día hacían presagiar lo contrario.

Cuando minutos después de las 17:00, hora fijada para comenzar el encuentro se dejaba oir el tango emblema “De academia” el salón lucía esmeradamente adecuado para concretar una reunión que ya se vislumbraba sería especial, única, inolvidable…

En nombre de los dueños de casa dio la bienvenida María de las Mercedes Álvares Sevillano que se explayó, fundamentalmente, en puntualizar el tratamiento que debíamos tener en la vía pública quienes no padecíamos la ceguera o disminución visual con los que sí sufrían de ella.  Inmediatamente de producida su esclarecedora alocución me cedió el uso de la palabra para que oficialmente diera comienzo al acto.

En tales circunstancias no podía dejar de agradecer a esta tradicional casa de San isidro en la que el Centro Cultural hacía su debut absoluto en cuanto a actos institucionales se refiere y a las prestigiosas presencias que poblaban la sala.

Entidades representativas del quehacer cultural decían presente a través de sus máximos referentes como el Círculo de Poetas de Boulogne, Sociedad Argentina de Escritores Zona Norte, Grupo literario “Palabras vivas”, el propio Instituto Román Rosell que aportaba a la reunión caracterizados poetas y escritores surgidos de su propio seno y acaso el aporte del Centro Cultural con los trabajos de Laureano Castaño, Haydee Margarita Sosa y alguno que pudiese aportar este cronista.

Sin embargo, este puntual día resigné interpretar obras propias para iniciar la reunión con esa formidable “Teoría sobre Gardel” formulada años atrás precisamente por Héctor Negro.

Después de esa necesaria cita de tan magnífico poeta para que quienes acaso no lo conocían tuviesen una referencia cierta de los quilates del bardo comenzó a desarrollarse la ronda de lecturas por riguroso orden de llegada.

Una a una fueron dándose ellas donde sobresalía la profunda atención que los presentes le conferían al ocasional lector.

Ese intercambio cultural que sin duda tiende a enriquecernos a todas y todos se prolongó hasta que el último de los oradores hubo terminado su exposición.

Cabe acotar que los cuentos y poemas de la mayoría de los no videntes que representaron al Instituto Román Rosell cobraron vida en la voz de Verónica Peláez que les supo dar a cada uno de ellos el tono justo para que pudiera apreciarse su hondo contenido.

Excepción hecha del señor Esteban Caballero que con particular acento se encargó de ofrecernos su obra.

Por aquel cuestionamiento “amistoso” de Negro en el comienzo mismo de su Teoría sobre Gardel: “Según versión de un bardo, lo inventamos un día, pero esto no es creíble, nunca hay que fiarse de poetas”, se me ocurrió cederle el derecho a réplica a Humberto Constantini, obviamente el aludido por el hombre de Villa Ortuzar y recité su Gardel que los presentes retribuyeron con aplausos.

La noche caía sobre esta parte del conurbano cuando cerrábamos este grato encuentro que acaso perdurará en las imágenes que capturó con su cámara Fernanda Cervera o en el recuerdo de esa cálida despedida pródiga en besos, abrazos y apretones de manos que nos tributamos quienes fuimos protagonistas de una velada extraordinaria, plena de emociones y momentos gratos que fue el resultado lógico a muchas horas de esfuerzo, tratando de planear las cosas para hacer la convocatoria pertinente, lograr la disposición y colaboración incondicional de los dueños de casa, diseñar los pergaminos que entregaríamos a los participantes como recuerdo de su presencia y en superar esos imponderables que siempre surgen amenazando la concreción de algún proyecto.

Evaluando ya el resultado llegaba el momento de relajarse, de aflojar tensiones y disfrutar plenamente del rotundo éxito obtenido por el encuentro de poetas y escritores “Héctor Negro” celebrado en el viejo establecimiento de Tomkinson 2300.

domingo, 23 de julio de 2017


Julián Centeya, biografía y poemas inéditos

Crónica por Rubén Fiorentino



Tarde ideal, la del pasado sábado, para un nuevo acto institucional del Centro Cultural del Tango Zona Norte, Academia Correspondiente de la Academia Nacional del Tango.

Un salón cuidadosamente dispuesto, el de la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos de San Isidro nos aguardaba ansioso.

Dos mesas preparadas para albergar los libros y el material a utilizar en la jornada, en el extremo norte, a un lado del banner del Centro Cultural y las correspondientes sillas destinadas a Matías Mauricio y un servidor para que desde allí pudiesen dirigirse al público.

El soberano, en número creciente iba acercándose al lugar de la cita, al punto tal de lograrse una magnífica concurrencia.

Guido Bugliese, representante de la entidad anfitriona cuidaba cada detalle para que todo resultara óptimo.

Paulatinamente una sensación de alegría nos invadía por las presencias que podíamos identificar.

A la de Oscar, hijo de Roberto Selles se sumaban las de representantes de entidades amigas como el Círculo de Poetas de Boulogne, Grupo literario “Palabras vivas”, Asociación “Hijos y amigos de San Isidro”, los cantantes Norma Labat, Héctor Moyano y Jorge Tortosa, los escritores Laureano Castaño y José Jorge Aldecoa Davies, el difusor radial y conductor de espectáculos Jorge Gatti, socios y allegados al Centro Cultural y público en general.

Como siempre con el tango emblema “De academia” iniciamos la reunión. Después del justo y merecido agradecimiento para la casa que nos abría generosamente sus puertas, de dar la bienvenida a la numerosa concurrencia y de destacar el carácter del doble homenaje que intentábamos plasmar procedí a ceder el micrófono a quien aguardábamos ansiosamente nos narrara ese vínculo afectivo que lo ligó al común amigo Roberto Selles y también los pormenores de ese formidable trabajo de investigación que le demandó llegar a editar el libro “Julián Centeya, biografía y poemas inéditos”.

Sin una planificación previa se produjo una coordinación tal entre Matías y quien esto les narra que parecíamos conocernos de toda la vida. Llevado al plano futbolístico, que es el que más me agrada, parecíamos esas grandes duplas que aún perduran en la historia…Labruna – Loustou, Bochini – Bertoni, Simes – Sued, Potente – Ferrero o acaso como certifica Lucio Arce en su tema fue un “Centro de Guillermo, gol de Palermo” o quizá la explicación debamos encontrarla en los propios versos de Julián…”un fabuloso entendimiento nos juntaba”.

Todo ese intercambio de relatos y recitados que ambos produjimos se vio enriquecido con el canto de Judith Panigazzi y las lecturas de Haydee Margarita Sosa y también con la participación activa de los presentes formulando preguntas que con certeza supimos responder y también aportando vivencias que con seguridad nos enriquecieron.

La dialéctica amena de Matías y su formidable erudición cautivaron desde el mismo inicio a los presentes y ello fue el factor fundamental del silencio y la atención que le dispensaron todos.

Confieso que una inmensa alegría invadió mi alma cuando estrechaba la mano de cada uno en el instante de la despedida y recogía de ellos el agradecimiento por haberlos hecho vivir una jornada memorable.

Recibir de sus bocas esa palabra que estimula y nos convence de estar en el camino correcto era un arrullo para el oído y contemplar a Matías firmando ejemplares era un regocijo para la vista.

Haber culminado de esa forma ese doble homenaje a ese ser maravilloso que fue y será para los tiempos Roberto Selles y para aquel nacido en Parma, Italia y que tanto contribuyó al acerbo cultural de los argentinos con llenaba, con fundada causa, de un indisimulado orgullo.
Fotos gentileza Jorge Tortosa

viernes, 14 de julio de 2017

"Julián Centeya, biografía y poemas inéditos"

El próximo sábado 22 de Julio se cumplirá finalmente un caro anhelo del Centro Cultural del Tango Zona Norte en general y mío en particular, presentar en esta parte del conurbano el libro “Julián Centeya, biografía y poemas inéditos”.
En oportunidad del lanzamiento, en la Academia Nacional del Tango a la que concurrí con el actual vicepresidente de nuestra entidad, Sixto Héctor Moyano nos comenzó a rondar por la cabeza la idea de ofrecerle a los tangueros de Zona Norte la posibilidad de acceder a este formidable trabajo de investigación.
Ya habíamos acordado hacerlo con uno de sus autores el recordado Roberto Selles a quien otrora distinguiéramos designándolo Socio de Honor del Centro Cultural.
El no disponer de un espacio físico propio hizo dilatar las cosas y cuando al fin logramos hacer las gestiones pertinentes y una entidad amiga nos abrió generosamente las puertas de su casa, el maestro Selles cayó enfermo y lo pospusimos hasta que él se recuperara.
No pudo ser, el destino caprichoso nos arrebató a este extraordinario amigo que nos brindó el tango y la cosa parecía diluirse pero esta vez los imprevistos jugaron a favor.
En la Academia Porteña del Lunfardo en oportunidad que Roberto Selles homenajeara a Ben Molar comencé a entablar amistad con Matías Mauricio el joven coautor del libro que admiraba a Selles tanto como nosotros.
Esa relación se fue afianzando en el tiempo en puntuales momentos como cuando juntos recibíamos en el Hospital de Gastroenterología Dr. Bonorino Udaondo la triste noticia del deceso del común amigo.
Creo que fue allí mismo que comenzamos a plasmar a modo de homenaje póstumo a Selles esta presentación.
Matías accedió además el año anterior a ser jurado de nuestro tradicional certamen literario temático y fue parte también de aquella mesa del II Congreso "Tango Cultura e Identidad" celebrado en la Academia Nacional del Tango al que concurrí en calidad de congresal.
Más allá de estos prolegómenos, necesarios al fin, está el contenido del libro que recrea a una figura consular de la cosa porteña, a punto tal que fue catalogado como “El hombre gris de Buenos Aires” a pesar de haber nacido en Borgataro, región de Parma, Italia bajo el nombre de Amleto Enrique Vergiati. Conocido también bajo los seudónimos de Juan Sin Luna, Enrique Alvarado y Shakespeare García sin duda el que lo nominó para los tiempos fue Julián Centeya.
Vaya también en su figura el homenaje a todos esos inmigrantes que hicieron el generoso aporte de engrandecer nuestra cultura.

Recuerde que los esperamos en Chacabuco 240 de San Isidro donde la institución más antigua del partido, la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos de nuestra ciudad fundada el 19 de Agosto de 1872, abrirá puntualmente sus puertas a las 17:30 horas para que el Centro Cultural del Tango Zona Norte, Academia Correspondiente de la Academia Nacional del Tango concrete la presentación de esta extraordinaria obra que no debe faltar en la biblioteca del tanguero que se precie de tal. 

Rubén A. Fiorentino

jueves, 13 de julio de 2017

Román Rosell a ritmo de 2 x 4



Cuando hace un tiempo tenía este acercamiento al largamente septuagenario (acaba de cumplir sus primeros setenta y seis el pasado 12 de Julio) instituto del conurbano bonaerense, jamás me hubiese imaginado el importante compromiso que sus representantes asumían con esta expresión genuina con base en el Río de la Plata declarada hoy patrimonio cultural intangible de la humanidad.
A la presentación del libro “Los cuarenta una evocación” de mi amigo Laureano Castaño que tuve el honor de presentar se le sumó días más tarde la presencia de la Orquesta Sinfónica Nacional de Ciegos “Pascual Grisolía” que nos entregó inolvidables ejecuciones de páginas como En esta tarde gris, Chiquilín de Bachín, Escualo y Libertango y ahora se les agregan otros dos importantes eventos.
El más inmediato, se formalizará el próximo viernes 21 de Julio donde se presentará la cantante Marilí Machado y danzarán Verónica Gardella y Marcelo Bernadaz en un espectáculo que bajo la propuesta “El Rosell baila tango” se llamará “Desde el alma” y dará comienzo a la hora 20 en las instalaciones de Tomkinson 2300 con entrada libre y gratuita y estacionamiento también sin cargo en el predio.


Los organizadores recomiendan confirmar asistencia comunicándose telefónicamente al 4743-2044 ó al 4723-7905. Otra opción es vía correo electrónico escribiendo a romanrosell@senaf.gob.ar
El otro  acto, donde estará convocando el Centro Cultural del Tango Zona Norte, Academia Correspondiente de la Academia Nacional del Tango será el encuentro de poetas y narradores “Héctor Negro”. Este está previsto para el sábado 22 de Agosto a las 17:00 horas y tendrán micrófono abierto todos los poetas y narradores que quieran hacer conocer sus obras o se atrevan a leer otras de autores conocidos. Por supuesto también podrán asistir los que solo vayan en calidad de público a escuchar a los protagonistas de la jornada.
Naturalmente que como la anterior propuesta tendrá un acceso a la reunión libre y gratuito.
Entonces será cuestión de agendar, hacer las confirmaciones de rigor en los casos en que fuera necesario y llegarse a esta querida casa que tan magnífica labor realiza teniendo por destinatarios a no videntes y disminuidos visuales.


Rubén Fiorentino

viernes, 30 de junio de 2017

Noventa y seis juegos, ¡mirá vos..!

Con el entusiasmo de siempre encaramos la placentera tarea de poner a prueba los conocimientos tangueros de nuestros lectores, a sabiendas que el resultado será satisfactorio.  Esta vez con la asombrosa suma de 96 juegos publicados que nos afirman en la continuidad de esta loca obsesión de darle un giro creativo a la difusión de esta música que nos apasiona.

La última vez que establecimos este contacto dejamos planteado un doble desafío, aguardando las respuestas a nortangoxxi@yahoo.com.ar.  A continuación expondremos el resultado de ambos esquemas que nos develan, por un lado, la erudición de Griselda Garcìa Cuerva, Alejandro Cabril y Leandro Pieroni (Dolores), Marta Álvarez y Juan Calderón (Pergamino) y Florentino Diez (Ingeniero White) y, por otro, nuestros pretendidos homenajes a Reynaldo Yiso ("TU AMOR QUE ME HIZO FELIZ ME LO ROBA EL MAR", de "ADIOS MARINERO") y José Ferreyra ("...DE RARA Y VANIDOSA REÍAS Y REÍAS
 COMO LOCA...", de Y REÍAS COMO LOCA), respectivamente.

Mientras esto ocurría elaboramos la presente edición, particularmente propicia para recordar a Eduardo Salvador Trongé, letrista y autor teatral nacido en Trenque Lauquen precisamente el primer día del señalado mes del año 1893. Su deceso se produjo el 21 de Mayo de 1946. Como autor teatral produjo innumerables obras de éxito. Bastaría acaso señalar Se cortó la redoblona, El rincón de la alegría, Musolino, Un atorrante de ley, Era un malevo buen mozo, ¿Te acordás hermano? Por citar solo algunas. Como se estilaba entonces también se animó a escribir la letra de algunos tangos para incluirlos en sus obras como por ejemplo Abuelito y Seguí mi consejo, ambos grabados por Gardel. Hay otro título que nosotros omitimos y Uds. deberán mencionarnos cuando al cabo de la resolución correcta del acertijo aparezca en forma vertical sobre los casilleros sombreados un pasaje poético de la obra.


CruciTango Nº 96

1.- Los _ _ _ de mis sueños. Tango de Mario Canaro y Francisco García Jiménez que comienza diciendo: “Estrellas de mis ilusiones: noches idas…Auroras de mis ambiciones: viejos días…”
2.- Que_ _ _ Tango que firman Edgardo y Ascanio Donato como responsables de la música y Celedonio Esteban Flores y Roberto Fontaina haciendo otro tanto con la letra. La palabra incógnita se refiere a un elemento que sirve para ocultar el rostro. También se le dice al individuo atrevido, desfachatado, caradura.
3.- Oscar _ _ _ _. Cantor nacido 8 de Agosto de 1924 y fallecido el 20 de Agosto de 2008. Su currículum profesional lo destaca integrando formaciones de primera línea. José Basso, Armando Pontier, Leo Lípesker, Alfredo Gobbi, Juan Caló, Edgardo Donato, Beba Pugliese son algunas de ellas. Entre sus éxitos más resonantes merecen un lugar preferencial los tangos Galleguita y Venganza.
4.- Osvaldo _ _ _. Pianista, director y compositor nacido en el porteño barrio de Villa Crespo el 2 de Diciembre de 1905 y fallecido el 25 de Julio de 1995. Es difícil determinar cuáles fueron sus obras más destacadas dada su vasta producción pero a manera de muestrario podemos citar Adios Bardi, Negracha, La beba, El encopado, Barro, Recién, Una vez, Malandraca, etc.
5.- Emilio _ _ _ . Violinista bandoneonista, director, arreglador y compositor nacido el 22 de Febrero de 1918 y fallecido el 19 de Enero de 2011. De su producción musical merecen citarse El tobiano, La bordona, Abril en mi ciudad, Que habrá sido de Lucía, Por una muñeca, Si sos brujo, Bien compadre, Vamos tropilla. Fue creador de la orquesta escuela que llevó su nombre y además de haber integrado formaciones importantes y haber hecho arreglos para otras tantas, supo ponerle marco musical a figuras de la talla de Alberto Marino y Alberto Castillo.
6.- Hugo _ _ _ Cantor y compositor contemporáneo nacido en Villa Luro el 24 de Enero de 1942. Supo muy joven integrar formaciones importantes del tango, como las de Leopoldo Federico, Miguel Caló y fundamentalmente la de Osvaldo Fresedo. También realizó trabajos con Atilio Stampone, Osvaldo Requena, Carlos Galván, Roberto Pansera, Sexteto Mayor  y Mariano Mores. Concibió junto al locutor y animador Silvio Soldán el vals Yo la he visto pasar a María.
7.- Loco _ _ _ Título de un tango de Vicente Spina y Roberto Miró que fuera llevado al disco el 15 de Marzo de 1946 por Miguel Caló su orquesta y los cantores Roberto Arrieta y Raúl Iriarte. La grabación se produjo en el Sello Odeón.
8.- Palabra inglesa. Denominación lunfarda de sitio de baile. En el tango Araca París el responsable de su letra Carlos César Lenzi lo utiliza en el siguiente pasaje poético: “Tenés la pinta criolla pa´ acomodarte con la franchuta vieja que va al _ _ _”
9.- Antonio _ _ _. Violinista que supiera integrar aquella primera formación con la que Alberto Mancione debutara en el legendario Marabú el 25 de Abril de 1942 y que luego revistara regularmente hasta el comienzo de la década del 50 en la orquesta de Osvaldo Fresedo.
10.- Diego _ _ _. Cantor de nuestro tiempo nacido en Bernal, partido de Quilmes el 1º de Diciembre de 1958. Debutó en televisión en Diciembre de 1969 en el ciclo conducido por Roberto Galán "Si lo sabe cante". Luego tuvo actuaciones destacadas en otro recordado programa como fue "Grandes valores" y de allí el salto a la popularidad con la orquesta de Héctor Varela, donde compartió responsabilidad canora con Jorge Falcón y Fernando Soler. Actuó en prestigiosos escenarios porteños como Michelángelo, Caño 14, Casa Blanca, Taconeando El Viejo Almacén. Es autor del tango Y dame más amor.
11.- _ _ _ Quintana. Cancionista, actriz y poetisa nacida en el barrio de Saavedra el 16 de Julio de 1925. Es autora del tango Te siento así. Debutó en el canto con la orquesta dirigida por los hermanos Alberto y José De Caro. Tuvo después presentaciones con el conjunto de guitarras de José Canet y posteriormente presentaciones con las orquestas de Gabriel Clausi y allende la cordillera, la conducida por Porfirio Díaz. Participó de importantes filmes rodados en Argentina y México. También realizó presentaciones en Caño 14 acompañada de Héctor Stamponi
12.- _ _ _ unitaria. Vals de Héctor Pedro Blomberg y Enrique Maciel  que, como La pulpera de Santa Lucía, La mazorquera de Monserrat, China de la Mazorca, El triunfo de Rosas, La canción de Amalia y otras recrean un pasado de luchas intestinas en la Argentina. Dice en sus pasajes finales”_ _ _ unitaria, mi vieja guitarra, seguirá cantando tus versos de amor y mi alma en las noches de luna, por verte volverá a la tierra del restaurador”.
13.- Francisco _ _ _ _.Cantor, compositor y actor nacido en Bahía Blanca el 7 de enero de 1906 y fallecido 5 de Junio de 1976. Es autor de los tangos El estrellero y Frente a una copa y de las canciones criollas Mulita, Malambo y Canción de Junio. Se presentó en formaciones importantes como las de Florindo Sassone y Francisco Canaro y también participó de filmes nacionales como Viento norte, Pampa y cielo y Buenos Aires canta.

martes, 27 de junio de 2017

Otra vez Gardel


Crónica por Rubén Fiorentino

Como es habitual, en este tiempo calendario, la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos y Cultural “Dante Alighieri” abre las instalaciones del cine teatro Sella Maris a la comunidad toda, para dar testimonio de la profunda admiración que siente por el más grande cantor popular de todos los tiempos, al recordarse un nuevo aniversario de su paso a la inmortalidad. Nunca importa que las condiciones climáticas sean adversas, que se programen otros eventos en las cercanías, que la televisión ofrezca una cartilla tentadora…¿Por qué? Porque Gardel, como decían sucedía con El Cid, sigue ganado batallas después de la vida terrena y las instalaciones del viejo recinto pronto se vieron colmadas por un público dispuesto a darle marco a estas jornadas fogoneadas por Don José Mario Calónico, que se vienen sucediendo sin interrupciones desde el año 1992. Por supuesto, brindando apoyo logístico a este caro emprendimiento siempre están presentes la Asociación “Hijos y Amigos de San Isidro” y el Centro Cultural del Tango Zona Norte.
Así planteadas las cosas, con sala repleta y artistas aguardando su momento de brindarse al soberano, Rafael Ruffet y un servidor no tenían más que comenzar a desarrollar el que sería un nuevo tributo al “Zorzal criollo”. Con las presentaciones de rigor a cargo de mi compañero de rubro y la inmediata requisitoria que hizo de mi persona, ambos tuvimos el placer de destacar a Claudio Parenti responsable musical de las presentaciones de cada una de las muchachas que integra el famoso grupo “Las perlas del tango”, cuyo mentor es el vecino Claudio Durán, solicitándole nos hiciera escuchar obras instrumentales.
No se hizo rogar el maestro deleitándonos con A Orlando Goñi y posteriormente ofrendándonos Golondrinas. Tal virtuosismo del guitarrista fue recompensado espontáneamente con encendidas muestras de aprobación que ponían ese calor indispensable que hace falta en todo espectáculo. Así estaban las cosas cuando Mónica Gabriela Santos Vega, uruguaya ella, subía al escenario que alguna vez pisó Gardel para regalarnos Tabaco, La última curda, Malena y Cuesta abajo.
Después de los consabidos aplausos la despedí como “una campeona” que todos interpretaron como elogio a su calidad interpretativa, pero al que ambos con un guiño, le sumamos nuestra mutua filiación “xeneixe”. Me tocó destacar luego a una jovencita, rumana de origen,  que recientemente me había deslumbrado con su canto en la mismísima Academia Porteña del Lunfardo. Andreea Vierú, que revalidando pergaminos nos brindó Dímelo al oído, Sur, Tu pálida voz y Cuando tú no estás.
No escatimó elogios Rafael para ponderarla y despedirla para luego darle lugar a la bahiense Michele Rey Saravia. En su voz cobraron vida Chiquilín de Bachín, Fueron tres años,
El firulete, que contó además con las figuras coreográficas que dibujaron en el escenario Karina y Ariel en la primera de sus apariciones, para cerrar luego con Balada para un loco. Impecable fue la labor de la chica que hizo honor a la tierra de Juan Carlos Marambio Catán y Carlos Di Sarli, entre otros destacados. Cada una de las damas recibió oportunamente de manos de representantes de los dueños de casa una ofrenda floral en una suerte de atención a su participación en el espectáculo.
El cierre a la primera parte de la reunión lo darían Karina y Ariel danzando Gallo ciego y el historiador sanisidrense Jorge Tirigall dando cuenta de las presencias de Gardel en San Isidro y otros datos de color que cautivaron a la concurrencia.
La segunda y parte final del espectáculo se inició con José Mario Calónico y el reconocimiento con sendas plaquetas a la Sociedad Italiana Calabreses Unidos de San Isidro y a la Associazione Civile Calabrese Di San Sosti Madonna del Pettoruto. Con el agradecimiento de los representantes de ambas entidades se cerraba lo estrictamente institucional para continuar con lo artístico a cargo del maestro Luis Migliori y su conjunto, no obstante nos quedó tiempo antes para agradecer la presencia de Adolfo Pérez Esquivel. Premio Nobel de la Paz y señora, Teresita Capparelli y Carlos Castellano representantes del municipio, el Sr. Julio Álvarez y Sra. representantes de la Sociedad Española,  el Sr. Marchiori y el Sr. Jorge de la Sociedad Italiana de Tigre, el Sr. Claudio Durán, mentor de “Las perlas del tango”, Oscar Vera, poeta y Embajador de Paz, Pedro Cahue, Difusor radial de tango y Sra. Nazareno Scialpini historiador del Club Atlético Tigre y representante de San Fernando Tradicional, Juan Carlos Guillén, cantor, el Sr. Julio Affif de la Sociedad Libanesa, el Sr. Julio Orlanti y Sra. Representantes de la comunidad de los vicentinos, el Sr. Calandra del San Isidro Automóvil Club, una multitudinaria presencia de la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos de San Isidro y también presencias de la Sociedad Italiana de Belgrano. Y por supuesto el pedido de disculpas con los que en principio no habíamos visualizado como representantes de la Asociación “Hijos y Amigos de San Isidro”, Centro Cultural del Tango Zona Norte y el difusor Jorge Gatti que acompañaron hasta el final.


Con las recordaciones de los nacimientos de Juan Manuel Fangio, Juan Román Riquelme, Lionel Messi y nuestra Margarita Aybar producidas en un 24 de Junio de diferentes años, la segunda parte se desarrolló al ritmo que le impuso la presencia de Luis Migliori y su conjunto al que se sumaron dos magníficas voces, las de Raúl Leonardo y Roberto Jontade más la presencia danzante de Karina y Ariel.

 
La apertura la produjo con El huracán  y continuación nos hizo escuchar la selección de valses vieneses clásicos en el repertorio del maestro Migliori, algunos de los cuales también fueron danzados por la pareja que monopolizaba la parte bailada del homenaje. Los cantores se lucieron alternadamente. Raúl Leonardo con Melodía de arrabal, Cuesta abajo, Uno, Canzoneta y Pasional, en tanto Roberto Jontade hacía lo propio con Y todavía te quiero, No me esperes esta noche, Historia de un amor, La última copa y Remembranza, para hacer ambos ese cierre de despedida con fragmentos de La cumparsita y Mi Buenos Aires querido. En tanto la formación ejecutaba instrumentales como El porteñito, El choclo, Quejas de bandoneón y Desde el alma que también contó con la destreza de los bailarines desplegada en el escenario.
Llegaría después el cierre que le debíamos a Calónico, el recitado del poema Mi viejo de Julián Centeya que hice con mucho placer y sendas invitaciones de ambos conductores, Ruffet para interesar a la concurrencia a participar de las milongas callejeras en la Plaza 9 de Julio de Martínez y la mía para que concurran el sábado 22 de Julio en instalaciones de la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos de San Isidro al lanzamiento del libro “Julián Centeya, biografía y poemas inéditos” que contará con la presencia de uno de sus autores, Matías Mauricio y servirá acaso de homenaje póstumo para el otro, nuestro siempre recordado Roberto Selles. Así culminaba un nuevo y justiciero reconocimiento a quien "cada día canta mejor".
.












Fotos: Gentileza Claudio Durán, Roberto Jontade y Rafael Ruffet.

viernes, 23 de junio de 2017

Tangos y algo más en el Rosell


Crónica por Rubén Fiorentino


Invitado por la responsable del área de cultura del Instituto Román Rosell, Sra. Fernanda Cervera concurrí el pasado jueves 22 del corriente a la presentación de la Banda Sinfónica Nacional de Ciegos “Pascual Grisolía”, en las instalaciones de la calle Tomkinson 2300. Disponía a priori del programa y sabía que en el curso del concierto escucharía obras de músicos de la talla de Vincent Persichetti, Claude Debussy, Alberto Ginastera, Alfred Reed, Louis Prima, Mariano Mores y Astor Piazzolla y resultaba tan tentador que no podía faltar a la cita. Muchas cosas me movían a estar allí. La expectativa por ver a semejante formación que superando los avatares de su discapacidad de visión armonizan un jerarquizado grupo, próximo a cumplir su septuagésimo aniversario, el compromiso de acompañar a la gente de cultura del instituto Román Rosell en esta gesta de apertura del instituto a la comunidad toda, la posibilidad de llevar a mi madre, con sus 91 años a cuestas, que a pesar de su avanzada edad no reniega de su pasión por la música y acaso esa afinidad manifiesta de mi ámbito específico, el tango, que  nunca se mostró indiferente a los no videntes. Certifico tal aseveración en aquellos versos iniciales de Carriego ubicando para los tiempos a un no vidente pitando, sentado en el umbral y con títulos elocuentes de composiciones como Ciego, El ciego, La ciega de Monserrat, La ciegüita, Pobre ciegüita, Viejo ciego referido a los humanos y Pájaro ciego y Gallo ciego incursionando ya en el reino animal. Sin contar por supuesto páginas como Charlemos y Traicionera donde los protagonistas son no videntes. Acaso estaría también rondando por mi cabeza el recuerdo hacia Jorge Luis Borges que escribiera entre otros milongas como A Don Nicanor Paredes, El Títere, Jacinto Chiclana, Milonga de Albornoz, Milonga de Calandria, Milonga de Manuel Flores, Milonga del infiel, Milonga del muerto, Poema conjetural y el tango Alguien le dice al tango. O acaso también se me aparecieran, como en una imagen, los virtuosos Armando Blasco, bandoneonista, director y compositor y Juan Benjamín Russo, pianista y compositor, ambos no videntes, que incursionaron con éxito en la música de Buenos Aires. Dio la bienvenida a la reunión la joven María de las Mercedes Alvares Sevillano que supo traducir en palabras él inmenso regocijo que experimentaban los dueños de casa por tan prestigiosa visita como así también el agradecimiento a tan numeroso público que se dio cita para disfrutar de la tenida musical. Inmediatamente Bibiana Fermoselle, locutora oficial de este grupo, que ostenta el rango de Banda Sinfónica Nacional, presentó al director de tan formidable formación, el maestro José Luis Cladera. Él y sus músicos serían en adelante los protagonistas excluyentes de la jornada. Flautas, oboes, clarinetes, fagotes, saxofones, cornos, trompetas, trombones, tubas, contrabajos, timbales, piano, placas, batería, bombo, tambor y algún instrumento más, que tal vez escapa a mi individualización, comenzaban su labor en la tarde de San Isidro y un silencio, casi religioso, se instaló en el viejo salón de actos, que se trocó en aplausos y aclamaciones al cabo de cada ejecución. El concierto se abrió con Prologue, Soliloquy y March (Del Divertiment for Band), continuó con






Menueet y Ballet( Nº 3 y Nº 4 de la Petite Suite), La Danza del Trigo y los Trabajadores agrícolas (del Ballet Estancia), En esta tarde gris, Chiquilín de Bachín y Escualo,  Third Suite for Band, Sing Sing Sing y un formidable cierre, al insistente reclamo del consabido otra, con Libertango. Fue una actuación sencillamente espectacular donde distintos ritmos musicales cobraron vida en esos instrumentos, tan virtuosamente manejados, para interpretar ritmos tan variados como el sinfónico, folklórico, jazz y por supuesto tango. Vendrían después los avisos parroquiales formulados por la querida “Mechi” invitando para el próximo 5 de Julio en este mismo sitio, Tomkinson 2300, puntualmente a las 14:00 horas, a la conferencia “Técnicas específicas aplicadas a la rehabilitación de personas con discapacidad visual” y después el retorno a casa, felices de.haber sido parte de esta maravillosa muestra.





Fotos: Gentileza Fernanda Cervera

domingo, 11 de junio de 2017

La vuelta de un poeta


Crónica por Rubén Fiorentino

Suelo concurrir a esos foros de la cultura que convocan el grupo literario “Palabras vivas”, los segundos sábados de cada mes y SADE Zona Norte los últimos.
Es una cita grata con la gente de las letras, donde desde el tango, con mi presencia y participación trato de ganar un espacio para esa expresión ciudadana que a través de la pluma de sus letristas y poetas estableció su bien merecido lugar en la cultura nacional.
En estas jornadas que aglutinan a cuentistas, narradores y poetas tornamos enriquecernos todos con ese intercambio producido a través de la lectura y  la atención del otro.
Además comienza a forjarse ese lazo afectivo que nos hace sentir más cercanos los unos a los otros y me es grato como en la jornada de la víspera reencontrarme con rostros conocidos como los de Martha Muñoz, el alma mater de estos encuentros, Ángela Prado, Cristina Yagras, Víctor Lowestein. Karina Andrea Raichuni, Cristina Crestanello, Rouse, Violeta Klimes, Miguel Ángel López, algunos más que no identifico por sus nombres y otros que comienzan a arrimarse con ánimo de persistir en este hermoso hermanarse en la palabra.
No obstante no fue esta una reunión más.  Puedo afirmar sin caer en la exageraciones fue “la reunión”, esa que desde el instante mismo que traspuse la puerta de entrada del café “De la esquina” me comenzó a acelerar las pulsaciones de “el de la zurda”.
Esclavo del transporte público no pude ser puntual como hubiese deseado y suele ser mi costumbre y llegué al lugar pasada las 16:30 horas. Había ya bastantes amigos a los que me apresuré a saludar pero dos de ellos fundamentalmente fueron los que motivaron mi mayor emoción.
Allí sentados, en el extremo más cercano a la mesa en la que sucesivamente Martha recibe a los lectores, estaban Oscar Vera y su inseparable esposa. Era la primera salida que realizaban ambos después de un penoso episodio de salud que Oscar debió padecer hace casi nueve meses.  
Fueron muchos los momentos compartidos con ambos y verlos de nuevo en esa instancia de participar de una reunión como esta me hacía inmensamente feliz, cosa que les trasmití después de los emotivos abrazos que motivaron nuestro reencuentro.
Es más, creo que para mi amigo poeta la cita de “Palabras vivas” fue como una inyección de vida, fue reintegrarse a esta participación activa que lo apasiona.
Como todos aguardó su turno para expresarse e hizo públicas después vivencias de esta etapa puntual de su vida que acepta con valentía, sin perder desde luego la fe en una recuperación plena, que es la que todos ansiamos. 
Para nosotros escucharlo, fue también una lección de entereza de quien digiere un momento amargo sin quejarse, soportando los rigores que le impuso temporalmente el destino, valorando el soporte que significa en su vida su fiel compañera y poniendo siempre la fe en el Supremo.
Como siempre la reunión tuvo una inmensa jerarquía y en ella tuvimos posibilidad de expresarnos con libertad cuantos asistimos regularmente a los encuentros y los que debutaban en estas lides.
No faltó el sorteo de libros ni tampoco el aporte de publicaciones de los autores para que Martha los haga conocer en otras latitudes. 





 

Fotos: Gentileza Martha Muñoz

martes, 6 de junio de 2017

“Los cuarenta una evocación”


Crónica por Rubén A. Fiorentino

Tarde fría la del pasado sábado en que nuestro amigo Laureano Castaño, escritor y primer vocal de Comisión Directiva del Centro Cultural del Tango Zona Norte presentaba su libro “Los cuarenta una evocación”.
Hacía precisamente alusión a la temperatura ambiente porque eso no hizo mella en los tantos que nos dimos cita en el Instituto Román Rosell de San Isidro para presenciar el nacimiento de esa criatura que resulta ser la obra de un realizador.
El salón principal lucía como en las mejores jornadas destacándose como siempre el órgano canadiense que sirve de fondo al escenario, las filas de pupitres cuidadosamente ordenados dispuestos a ambos lados de un pasillo central, una mesa con los ejemplares que después de la presentación se pondrían a la venta a la entrada y otra dispuesta perpendicularmente a ella para albergar las vituallas con las que el bueno de Laureano convidaría a posteriori a los presentes.
El techo alto y los grandes ventanales con sus respectivas cortinas completaban lo que hace a la decoración.
El calor a la tarde fría lo daría primero la hospitalidad con la que hicieron gala los dueños de casa representados por Fernanda Cervera responsable del área de cultura de la institución anfitriona y luego esas charlas previas con amigos de SADE Zona Norte, amigos y familiares de Castaño,  María Laura Vicenti representante de Centro de Día Ana Goitía para Adultos Ciegos y Disminuidos Visuales, la entidad que núclea a los no videntes y con dificultades de visión del vecino partido de San Fernando y público en general.
El inicio de la reunión lo dio María de las Mercedes Alvares Sevillano una joven no vidente que sobreponiéndose a su capacidad diferente esmera por superarse y cursa estudios de locución en el ISER, la que demostró condiciones más que auspiciosas para desempeñarse en el rubro. 
Luego de la presentación del autor y los merecidos aplausos que marcaron su presencia sobre el escenario, me tocó a mí hacer un pequeño prólogo de las sensaciones que me produjo la lectura del libro, las que trasmití sinceramente a una audiencia que con un silencio, casi religioso, escuchaba atentamente mis palabras.
Pero claro la presentación no consistía solamente en establecer mi juicio de valor personal sobre las bondades de la obra, sino que requería también, alguna lectura de muestra que pudiera despertar el interés de los presentes y para ello Laureano escogió uno de los tantos cuentos que suma las páginas del libro, para que yo lo leyera.







Sin dudarlo arremetí con la lectura cuidando de darle vida a cada uno de los personajes tratando de traducir con mis palabras esas vivencias relatadas en el papel por el autor. Me tocó en tantísimas oportunidades escuchar de sus propias bocas obras de amigos que incursionan muy bien en la escritura pero que al dar a conocer sus trabajos le imprimen una monotonía que fatalmente los desluce y me cuidaba de no caer en ello.
Creo haber logrado el objetivo porque pude mantener la atención en la sala, que hasta llegó a disculparme algunas “malas palabras”, que emplea Laureano en su relato plenamente coloquial, que yo pronuncié fiel a la lectura.
Aplausos y vítores celebraron el cuento “Polleras” que pinta un Laureano de edad escolar y sus primeras vinculaciones con el sexo femenino.
Mientras esto sucedía música de tango le daba marco sonoro al recinto, Carlos Bianchi, un operador no vidente iniciaba ese muestrario de música de Buenos Aires con De academia, tango emblema del Centro Cultural del Tango Zona Norte seguido después con otras fenomenales obras que marcaron la década del cuarenta donde por supuesto no podía faltar grabaciones de la dupla Troilo-Fiorentino.
Silenciada la música y creyendo necesario hacerlo, Laureano reveló el cargo que ejerzo en la entidad que represento y también mis inquietudes en la poesía pidiéndome que hiciera conocer al público algunas de mis obras como parte de esta jornada con las letras.
Se me ocurrió leer Derrotero que es algo así como la síntesis de mi vida en la que no faltan los tiernos recuerdos, la evocación de los tiempos amargos y las expectativas por lo que vendrá. Así culminaba este día inolvidable donde mi amigo disfrutaba de la disposición de los dueños de casa, del interés manifiesto por su obra, de autografiar los ejemplares y de las muestras de cariño encerradas en cada uno de los saludos que le prodigaban.

Luego vendrían las fotos, los saludos, el ágape y la venta de libros cuya entera recaudación por decisión de Castaño será  destinada a la labor que realiza este tradicional instituto, orgullo de esta parte del conurbano, que el próximo 12 de Julio cumplirá su septuagésimo sexto aniversario. 

+Enlaces

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

- Día Nacional del Bandoneón -

- Día Nacional del Bandoneón -
El 11 de junio se celebra el "Día Nacional del Bandoneón" en homenaje a un nuevo aniversario del natalicio del mayor exponente de ese instrumento, Aníbal Carmelo Troilo o simplemente...Pichuco