martes, 31 de julio de 2018

Juego de voltaje tanguero


Difícil será que nos cansemos de desafiar cada mes su erudición tanguera, contamos con la energía necesaria para renovar el reto, en este caso el número 110, que motiva la asociación... Veremos si el acertijo a proponerles en Julio le va en saga a este preámbulo.  Por lo pronto, reconozcamos ganadores.  Continúan invictos nuestros amigos Griselda García Cuerva, Alejandro Cabril y Leandro Pieroni (Dolores) quienes nos remitieron sus certeras respuestas a nortangoxxi@yahoo.com.ar y nos permitieron homenajear a Eduardo Trongé con su célebre verso de Abuelito que surge de la resolución del croquis pasado.




El presente entretenimiento además del regular reto a sus conocimientos tangueros que mensualmente les proponemos servirá también para recordar a Francisco Brancatti, guitarrero, cantor, letrista y compositor nacido en Montevideo el 2 de julio de 1890 y fallecido el 4 de junio de 1980. Se le deben páginas de importancia del cancionero popular rioplatense como Alas caídas, Amigazo, Chispazos de tradición, Contramarca, Echando mala, El tatuaje, Justicia criolla, La pastelera y Violetas por citar algunas. Deliberadamente, como de costumbre omitimos otra, igualmente importante, cuyo nombre deberán decirnos cuando una vez resuelto totalmente el acertijo aparezca en forma vertical, sobre los casilleros sombreados, un pasaje poético de la referida composición.


CruciTango N° 110


1.  _ _ _  brava. Tango de Ángel Villoldo, Carlos Pesce y Antonio Polito. La palabra incógnita da idea de dos.

2.  Luis _ _ _. Apellido del cantor nacido en el trébol, Provincia de Santa Fe el 2 de abril de 1928 y fallecido el 23 de abril de 1992. Importantes formaciones del tango lo tuvieron en sus filas hasta convertirse en cantor solista. Bastaría nombrar acaso Francini-Pontier, Alberto Mancione, Fulvio Salamanca, Héctor Varela, José Basso y Miguel Caló.

3.  Título de un tango que data de 1942. La música le pertenece a Pedro Maffia en tanto Homero Manzi y Catulo Castillo compartieron la responsabilidad de sus versos. Encierra el diminutivo de un instrumento sonoro de viento. Voces importantes dejaron testimonio sonoro de esta página como Carlos Roldán, Roberto Rufino y Nelly Omar.

4.  Quiero volver al _ _ _Tango fruto de la inspiración de Roberto Rufino y Antonio Chidichimo. El que apodaron “El pibe” lo grabó en sendas oportunidades, una en el año 1974 con el marco musical de Alberto Di Paulo y otra en 1981 con Omar Valente en el acompañamiento.

5.  Ernesto _ _ _.Violinista y compositor nacido el 10 de julio de 1885 y fallecido el 21 de octubre de 1934. Lo apodaron “El pibe Ernesto” y fue el autor de tangos como Don Juan, Ataniche, Cara dura, Culpas ajenas y Pippermint por citar algunos.

6.  _ _ _ Carné. Cancionista y letrista nacida en Río de Janeiro, Brasil, el 12 de abril de 1908 y fallecida el 21 de septiembre de 1988. Compuso el tango Vos querés que yo sea buena, grabado por ella misma con la orquesta de Carlos Di Sarli en el Sello Brunswick cuando corría el año 1931.

7.  _ _ _ _ floja. Título de la milonga que en 1957 componen Julio Bocazzi, Florindo Sassone y Dante Gilardoni. Existen magníficas versiones grabadas de esta página sobresaliendo de ellas la lograda por Argentino Ledesma con la orquesta de Jorge Dragone. Se concretó en el Sello Odeón el 14 de noviembre de 1957.

8.  La _ _ _ . Título de una obra que musicaliza Samuel Castriota y le ponen versos            Antonio y Héctor Polito. Comienza diciendo: “¿Quién no añora la niñez? mi barrio de la infancia, no te olvidé; ¡si volvieran otra vez: Laureano, y el herrero, y Don José! En el recuerdo están: Miquelo, Jorge, Budín y Maximino, que se nos fueron para el cielo con sus jergas, a jugar con Dios.” La palabra incógnita se refiere a un ave en diminutivo.

9.  Alfredo _ _ _. Bandoneonista, director y compositor nacido el 19 de noviembre de 1911 y fallecido el 5 de julio de 1977. Es autor de páginas como Jazmín, Decime, Corrientes y Maipú, Vos hacés lo que querés, Tiene razón amigazo y En un gris amanecer.

10. La _ _ _ del tango. Título de una página gestada por Adolfo Avilés y Enrique Maroni. Aníbal Troilo, su orquesta y su cantor Floreal Ruiz lo llevaron a los surcos del disco el 27 de marzo de 1945. Fue en los estudios RCA Víctor.

11. Esteban _ _ _Guitarrista y compositor contemporáneo nacido el 8 de abril de 1958. Le pertenecen páginas como La fama es puro cuento, Mis fantasías y Pánico. Es acompañante obligado de figuras de primer nivel del cancionero popular y para certificarlo acaso bastaría citar a Adriana Varela.

12. Nombre de pila de Mitre Navas letrista y compositor nacido el 8 de noviembre de 1909. Es autor de Cantor de barrio, Fragata Sarmiento, Libertad, Mabel, Mi único amor y Ya verás.

13. Enrique _ _ _. Violinista y compositor nacido en Italia el 8 de junio de 1908 y fallecido el 1° de junio de 1979. Integró entre otras la formación de Osvaldo Pugliese donde alcanzó un rol destacado. Es autor del tango No quiero perderte que el maestro de Villa Crespo lleva al disco con la voz de Alberto Morán el 17 de marzo de 1954 en los estudios Odeón. Lo apodaron El gitano.

14. Apodo con el que se conocía a Juan Carlos Mareco, cantor, actor, conductor y letrista. En esta última condición concibió con música de José Basso Un tango para La Falda. La palabra incógnita es igual al nombre del personaje de un cuento infantil.

 

15. Milonga concebida en 1949 por Aníbal Troilo y Homero Manzi. Su título supone una evocación. Dice en alguno de sus pasajes poéticos: “Memorias de la Sportiva cuando en lluvioso domingo los once del cuadro gringo no nos pudieron ganar.”

16. _ _ _ Argentina. Vals de Santos Lipesker y Reinaldo Yiso. Fur grabado por Astor Piazzolla, su
orquesta y la voz de Fontán Luna el 25 de noviembre de 1948.

17. Carlos _ _ _Letrista y compositor nacido el 15 de octubre de 1902 y fallecido el 23 de julio de 1984. Se le deben obras como Amor y tango, Amor y vas, Cada día te extraño más, corazón no le hagas caso, Dame mi libertad, Doble castigo, Donde estás, Me están sobrando las penas, Motivo sentimental, No te apures carablanca, Precio, Prohibido, Pudo ser una vida, Seis días y Sencillo y compadre por citar solo algunas.

18. Título de la obra concebida Luis Alberto Fleitas y Federico Silva. Dice en algunos de sus pasajes: “Otra vez el cielo se vistió de otoño y otra vez Teresa se vistió de adiós.” La incógnita es una suerte de abreviatura del patronímico Teresa. Existe una magnífica versión acompañado en solo de piano por Horacio Salgán 

19. Hay un _ _ _. Título de un tango que data de 1985. Son sus responsables Pedro Belisario Roldán y Héctor Negro. La incógnita se refiere a un importante componente de la lírica ciudadana con presencia oral y melodiosa.

20. _ _ _esas cartas. Tango de Raúl de los Hoyos y Manuel Romero. Dice al comienzo de la composición: ”Era un bacán de pretensiones, gran entrador y aventurero; ligó programas a montones y fue el perfecto gigoló. Cuando encontraba en sus cajones las cartas de un amor sincero, las echaba al fuego a manotones y chacoteaba en tren juguetón.

21. _ _ _otra vez. Obra gestada por Juan José Guichandut en letra y música en 1944. Entre las versiones destacadas merecen citarse la que logra ese mismo año Pedro Laurenz, su orquesta y el cantor Calos Bermúdez. Fue el 26 de abril en los estudios Odeón. Casi un mes más tarde, el 24 de mayo, Carlos Di Sarli y su cantor Alberto Podestá también dejaban testimonio en la placa sonora en los estudios RCA Víctor.

22. Iniciales del violinista, compositor y director nacido en Rosario, Provincia de Santa Fe el 28 de junio de 1892 y fallecido en Buenos Aires el 26 de octubre de 1959. Es autor de obras como Adoración Congojas, Crepúsculo, Gringa gaucha, Incertidumbre, Piedad, Plegaria, Poema, Perjuro, Razón quinta, Sueña corazón y Tango romanza, entre otros. En Europa codirigió una formación con Juan Bautista Deambroggio(Bachicha).














.

Jorge González Badiali - Muestra Homenaje




Crónica por Rubén Fiorentino

Cuando aquel 18 de septiembre de 1997 un puñado de “locos visionarios” entre los que me encontraba fundamos el Centro Cultural del Tango Zona Norte establecimos para los tiempos, entre aquellos objetivos que nos trazamos en la primera hora, exaltar todas las artes que tengan relación con la música ciudadana, canto, danza, ejecución, poesía, composición, escultura, pintura, etc.
Entonces, sabiendo de antemano el importante porcentaje de trabajos “tangueros” que contenía la muestra no dudé en aceptar la gentil invitación del artista que nutría con sus obras la reunión, Jorge González Badiali.
No pretendo ser crítico de arte, rol para el que no estoy adecuadamente capacitado, simplemente elaboro juicios muy personales, basados en el buen gusto y las cosas que en mi interior me produce la contemplación de alguna obra.
El moderno edificio de frente vidriado donde funciona el Honorable Concejo Deliberante de Vicente López lucía por demás coqueto.
Minutos antes de la hora señalada para el inicio ingresé, previamente de haberme informado en mesa de entradas, en un amplio salón, lindante con la calle, separado apenas por esos vidrios de los que señalaba al principio de este relato.
En él, sobre las paredes perimetrales y en columnas adecuadas para contenerlas se disponían las obras que superaban la treintena.
Contigua a la puerta de ingreso una tarima con el programa de la reunión y un libro para contener presencias e impresiones sobre lo exhibido.
Muy cerca de ella el artista y su esposa que nos brindaban a cada uno una cálida y cordial bienvenida.
Después del agradable y necesario momento ameno que invita a integrarse a la reunión no había ya mayor obstáculo para comenzar a contemplar tantos trabajos integrados por tintas y collages que se ocupaban de temas diversos como sociedad, religión, apocalipsis, locura, personajes y por supuesto el tango, a cuyos trabajos se le asignaba un considerable espacio.
Con un teléfono celular, que confieso aún no domino en plenitud, tomé algunas fotos que me sirven para ilustrar esta crónica hasta qué, una funcionaria vinculada al área de cultura del municipio vecino y Jorge González Badiali a posteriori de sus alocuciones dieron por inaugurada oficialmente la muestra. 

La serie de tango, fue la que obviamente acaparó más mi atención. Pude apreciar al contemplarla magníficos trabajos, siempre desde mi óptica personal, claro está.
Sabía porque antes me lo había adelantado González Badiali que se había extraviado
El retrato imaginado de Arolas concebido por el artista, cosa que le provocaba un hondo pesar, pero no obstante, estaban allí, ante nuestra vista, Gardel en Yankilandía, Orquesta de señoritas, Madame Ivonne, Paquita la bandoneonista, Milonguita, La vitrolera, El malevo y El Cafishio.


Que decir de un Gardel rodeado de cuatro rubias en una suerte de bacanal, una mujercita menuda con el bandoneón desplegado sobre sus rodillas representando a la mítica Bernardo, el malevo de rostro adusto e infaltable cuchillo, la vitrolera de ojos penetrantes junto a aquellas bocinas de un tiempo que ya no queda, la milonguita de generoso escote sentada a la mesa del bar, el cafishio con el infaltable “haren” en torno, los colores, las expresiones de los personajes la manera armoniosa de integrar grupos hacían un todo que me fascinaba.



Privilegié el tango pero no dejé de admirar a La alemana regordeta, la imagen religiosa con los poderosos, los sicarios y los bienaventurados junto a Jesús, Las madres de Plaza de Mayo y sus pañuelos blancos característicos en un solo clamor,
La globalización y sus consecuencias en las capas más castigadas de la sociedad el amontonamiento que supone el viaje en subte, el retorno a casa en un repleto tranvía, los siete locos, el aglutinamiento ocupacional, en fin un abanico abierto generosamente a otras cuestiones, todas abordadas por un artista nonagenario ya, pero de una vitalidad admirable.
Felicitaciones Jorge González Badiali, a su familia cuidando cada detalle, a la Dirección de Cultura de Vicente López que permitió se cristalizara la muestra y a todos los que decidimos hacernos eco de la convocatoria por lo bien que aprovechamos nuestro tiempo.
Como aún quedan días para visitarla desarrollé esta nota con la esperanza de alertarlos a que no se pierdan una muestra de excepción. Recuerde desde hoy 31 de julio hasta el sábado 4 de agosto inclusive pueden visitarla desde las 9 de la mañana a las 17:00 horas. La entrada es libre y gratuita y realmente vale la pena concurrir.



sábado, 14 de julio de 2018

"Deudas de fuego"


Crónica rea por Rubén Fiorentino


El convite era en la Academia, el bulín donde nos rejuntamo los que chamuyamos posta
Minga de batirla fiel a la sin hueso del punto ese que junaban Cervantes. Muchos gomías, algunos jovatos y achacados pero colifatos con la idea de pasar una tarde de verba poligriya según los puntos que se baten puristas. Me rajé temprano pa´ llegar justiniano pero el bondi, de lunga espera me patió en contra. Así y todo, carpetié pronto que había algún balurdo con el arranque y aproveche pal´ saludo al Quijote, la Otilia y la Judith que como los otros esperaba la largada. Una mina papa cachó el micrófono pa´presentar “Las deudas de fuego” que por ahí uno salió a deschavar que era un asado no garpado.




Uno por uno los quías del broli, bardos de avería, según el prontuario, chamuyaron lo suyo pa´ todos los presente.
Algunos cortely, otros parlando de La Boca, de barcarolas, de pucheros y cisnes. Y claro curdelas los oídos de tan piolas laburos aplaudimos un toco, en garpe a lo escuchao. Pa´rematar la cosa, igual que en cine de rioba con la pantalla al frente, imágenes junamos, de un potien feten con bardos ya finados, que aún están presentes y en el cuore llevamos. Después cayó una mina y un tipo algo delgao, sin chapa en la azotea, lo junan el pelao. La mina con el canto y el punto con el piano la escolasearon lindo con el gotan lograo. Era Boliche de estaño de mi gomía El Quijote de la gorra, Hugo Enrique Salerno, un capo, que me osequió también La quinta rubia, su esrito más copado, que engancha a Marilyn y al mudo en un llamado, Contando cerca al frate, el filio en otro lado, llovían los pedidos de títulos sumados.
Después de los hurras, gordo como un chochan, con el broli autografiao me las tomé pal ´sute más contento que rope con dos cola. Así finaba un viernes que algunos ortivan yeta y pa´siempre tuvieron el berretín de escrachar. La única fule fue que le fayé al torcan que a la cheno la yugaba en Taconeando pero la otra vamo a ir pa´ que no piense que la fayuteamos. Salú la barra, en otro yeite volveremo a chamuyar tupido.







Fotos gentileza  Espartaco Salerno y  María Sueldo Müller


domingo, 8 de julio de 2018

Muestra "Dos por cuatro, por dos en grises" Jornada N° 9


Crónica por Rubén Fiorentino

Muy a nuestro pesar las cosas indefectiblemente alguna vez tienen que concluir y así sucedió ayer con la muestra “Dos por cuatro, por dos en grises” que formaba parte de las 9 jornadas gardelianas, planeadas y ejecutadas por difusores radiales, artistas plásticos, músicos, intérpretes, historiadores y entidades intermedias. Una conjunción difícil, pero pruebas a la vista, posible de lograr. Con un día pésimo respecto a las condiciones climáticas, los temores respecto a la concurrencia crecían minuto a minuto. Felizmente estos temores se desvanecieron cuando la sala de Don Bosco 57 comenzaba a recibir a los primeros concurrentes. Los ingresos a lo largo de los minutos subsiguientes fueron constantes, a punto tal de colmar las instalaciones, hecho que no había acontecido, en ese número, en las jornadas anteriores.
Con los asientos cubiertos y aún con público de pie no cabía otra cosa que proceder al comienzo y así lo hicimos con la expectativa lógica de no defraudar a tan magna concurrencia. Jorge Bottino, conductor del ciclo radial “Las cosas por su nombre”, José Mario Calónico, Presidente de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos y Cultural “Dante Alighieri” de San Isidro y prosecretario del Centro Cultural del Tango Zona Norte, Academia Correspondiente de la Academia Nacional del Tango y quien esto escribe, presidente de la última entidad mencionada, junto al artista plástico Rolando Sa Fleitas y al disertante de la jornada Pedro Cahue enfrentamos al público para brindarle nuestro mayor esfuerzo para que las expectativas que generó este cierre se vieran satisfechas.
Con el saludo de inició y las palabras de bienvenida se escuchó el tema de apertura en voz de Carlos Gardel, que no fue precisamente un tango sino una canzoneta, Como se canta en Nápoles, con el máximo representante del canto popular de todos los tiempos interpretando en la lengua del Dante, un poco a modo de homenaje a la casa que cobijara durante nueve jornadas nuestros intentos. Tuve la responsabilidad de justificarla, hecho que realicé destacando a Giovani Ermete Gaeta, uno de sus autores, que firmaba sus obras con el seudónimo E. A. Mario, nacido en Nápoles, Italia el 5 de mayo de 1884 y fallecido paradójicamente el 24 de junio de 1961 en su tierra de origen. Me ocupé de las obras que produjo y de esa puntual grabación eléctrica de Carlos Gardel producida en los estudios Odeón el 16 de septiembre de 1931 con el marco musical que pusieron con sus guitarras Barbieri, Riverol y Vivas.
Seguidamente previa presentación de Bottino del artista Rolando Sa Fleitas, éste hizo referencia a la última de las obras de la que faltaba ocuparse, trabajo que realizó Dante Arias que fiel a la costumbre de jugar con imágenes y palabras concretó este trabajo que tiene a Gardel como centro, esta vez representado simbólicamente por su clásico gacho gris.
Explicitados los motivos que inspiraron la obra, Sa Fleitas formuló su agradecimiento a los organizadores y al público estableciendo así su formal despedida. Alteramos luego la consecuente rutina de los días anteriores para anteponer el momento musical a la charla. Otros compromisos requerían a varios integrantes de la banda escuela de la “Dante Alighieri” y quisimos liberarlos con el tiempo suficiente para que pudiesen cumplirlos.
Entonces los dirigidos eficazmente por el maestro Hernán Ghiotto comenzaron a deleitarnos con sus interpretaciones instrumentales y las que estuvieron la presencia vocal de Marcela Antich. 
Director, músicos y cantante recibieron tal ovación al cabo de su entrega que hasta debieron agregar al repertorio tanguero que nos habían ofrecido Va pensiero de la ópera Nabucco de Verdi y el bolero Quizás, quizás, quizás.


Un pergamino de los organizadores rubricó a modo de agradecimiento esta presencia de la banda, hecho que se repitió después con los representantes de la Asociación Madonna del Petorutto que también nos acompañaron.
La pausa justa para tomar un café e ingerir algún alimento ligero antecedió a la palabra de Pedro Cahue conductor del ciclo radial “Los tangos y Ud.” que hizo referencia a los diversos géneros musicales que incluyó Carlos Gardel en su discografía y puntualmente el orden cronológico y a los títulos de cada uno de ellos, comenzando con aquel fado grabado en 1921 y reparando en shimmys, foxtrot, bambucos, rumbas, jota, canzoneta, etc. Hasta hizo referencia en alguna crítica formulada oportunamente por Carlos de la Púa.
Digno broche fue éste para nueve jornadas donde se detallaron cada una de las pinturas que integraron la muestra, que tuvieron, como corresponde, una apertura en la voz del “Zorzal” interpretando a compositores y poetas italianos, una alocución sobre distintos aspectos de la vida del máximo cantor popular de todos los tiempos y un pasaje musical, generalmente de cierre, alterado únicamente en esta última jornada. Vendrían después a la entrega de pergaminos a cada uno de los que desarrollaron funciones en la muestra, el franco momento de camaradería y el vino de honor que coronó el cierre oficial de estas jornadas.





Fotos gentileza Ricardo Demelli





sábado, 7 de julio de 2018

Muestra "Dos por cuatro, por dos en grises" Jornada N° 8


Crónica por Rubén Fiorentino

Con los imponderables del tiempo jugándonos una mala pasada se celebró ayer, viernes 6 de julio la octava y penúltima jornada de la muestra “Dos por cuatro, por dos en grises” en el anexo de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos y Cultural “Dante Alighieri” de San Isidro. El intenso frío y las precipitaciones que cayeron durante la tarde hicieron que a pesar que nos acompañó un número importante de público no era el que a priori habíamos estimado.
No obstante ello, como aquel viejo dicho, “al mal tiempo buena cara” salimos a enfrentarlo con la seriedad que pusimos a lo largo de todas las jornadas ya transcurridas de la muestra.
Con la apertura de rutina como constante, presentación de Jorge Bottino o de quien esto les narra, Rubén Fiorentino, palabras de bienvenida del dueño de casa Mario Calónico y desde el disco la voz del “Zorzal”.
Esta vez el ritual fue Aquellas cartas de Juan Ghirlanda y Roberto Maida. Precisamente se ponderó fundamentalmente el origen de este último nacido en Fráncica, Italia el 3 de marzo de 1908 y fallecido el 30 de marzo de 1993. También se hizo referencia a otras obras de su autoría y además su trayectoria como cantor y a esa puntual grabación de Carlos Gardel que data del 13 de enero de 1933, haciendo referencia que hubo además un registro anterior de esta página logrado en Barcelona, España el 23 de julio de 1932 donde acompañaron al cantor  un piano y un violín sin identificar.

Con la presencia del artista Rolando Sa Fleitas en la sala éste, previa presentación, pasa a hacer públicos los motivos que inspiraron a su colega Dante Arias a plasmar sobre la tela la séptima de las obras que muestran una imagen de Gardel un tanto sumergida en una nebulosa sobre el costado izquierdo de la obra y llenando los demás espacios en trazos desprolijos a la manera de un grafiti, fragmentos de una de las obras que concibiera con Alfredo Le Pera, Cuesta abajo rodeándolo.


Sa Fleitas que ya se ganara el cariño de los habitués asistentes a estas reuniones fue despedido con aplausos que no se acallaban aún, cuando me dispuse a presentar a José Jorge Aldecoa Davies, Licenciado en Enseñanza de Ciencias del Ambiente egresado de la Universidad Tecnológica Nacional, conferencista, escritor y poeta, miembro de SADE, filial Zona Norte y el Centro Cultural del Tango Zona Norte que llegó junto a dos ayudantes que lo secundaron durante la exposición adornando su charla con imágenes y sonido que cautivaron a la concurrencia.


Aldecoa Davies no solo se refirió a los prolegómenos que sucedieron con el primer tango canción, sino que para introducirnos al tema se ocupó de los orígenes mismos del tango, su condición danzante, las primeras letras autorreferenciales, para desencadenar luego en esa historia de vida narrada en escasos tres minutos.
También se encargó de puntualizar la gestión de Carlos Gardel ante posturas encontradas entre Samuel Castriota, autor de la música y Pascual Contursi gestor de los versos y hasta de la elección del título definitivo de la obra que en fallo salomónico no fue Lita ni Percanta que me amuraste, sino que para los tiempos se convirtió en Mi noche triste.
Tal fue el encanto que producían las palabras del prestigioso disertante que lamentamos que su exposición acabara, pero claro la cosa debía seguir para dar broche como cada día con un número artístico.

Encargada de ese menester fue la exquisita cantante Alejandra Palermo que nos deleitó con composiciones del repertorio gardeliano que no solo arrancaron aplausos y ovaciones, sino que también, a pedido de la artista fueron coreadas por el público.
Al término de la actuación llego la hora de los reconocimientos siendo ellos un pergamino dando testimonio de su participación que recibieron alternativamente Alejandra Palermo, José Jorge Aldecoa Davies, la Sra. Judith Fritz presente en la sala que nos brindara el pasado martes su participación como cantante y el Dr. Antonio Parisi representante de la Asociación Siciliana Buenos Aires Norte que apadrinó el cuadro que acaparó la atención de la presente jornada.






Vinieron luego las atenciones clásicas de los dueños de casa con un generoso refrigerio y el sano momento de camaradería entre público y protagonistas de la reunión.

Las imágenes tomadas son gentileza de Ricardo Demelli.

viernes, 6 de julio de 2018

Muestra "Dos por cuatro por dos en grises" jornada N° 7



          


           Jueves 5 de julio, minutos pasadas las 18 nos encontramos en Don Bosco 57, San Isidro, anexo de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos y Cultural “Dante Alighieri” para iniciar la séptima jornada de la muestra “Dos por cuatro por dos en grises”. Los tres mosqueteros que nos jugamos a capa y espada por organizar estos momentos, Jorge Bottino, José Mario Calónico y quien esto escribe, Rubén Fiorentino comenzamos a saborear, en la ante víspera de la culminación, que hemos logrado el objetivo.
Sabemos que si queremos reincidir se deberán mejorar cosas, quizá las jornadas deban ser menos, quizá los horarios tratándose de días laborables deban ser otros, quizá se deberá poner más atención en asegurar el correcto funcionamiento del sonido…No obstante en el haber queda la disposición de pintores, disertantes, músicos, cantores, cancionistas y público en general por acompañar esta gesta, el nivel alcanzado respecto a la claridad con que expresaron los artistas los motivos que le llevaron a concebir cada una de las obras, la calidad de las exposiciones, el nivel de músicos e intérpretes, el acompañamiento de las diferentes entidades italianas y la presencia del “Zorzal” inaugurando cada una de las reuniones. El programa de la jornada prevé que el tema de apertura sea el vals Viejo jardín y ello se confirma cuando la voz del imbatible gana la sala de esta cálida casa sanisidrense. Tras la apertura de Bottino y las palabras de bienvenida de Calónico soy el encargado de justificar porqué causa elegimos la obra de Virgilio San Clemente y Francisco Antonio Ceraso.

Precisamente destaco el lugar de origen de este guitarrista, cantor, compositor y letrista nacido en Cosenza el 10 de abril de 1903. La grabación de Gardel data del 15 de abril de 1930 y lo acompañan las guitarras de Aguilar, Barbieri y Riverol. Me ocupo también en hacer referencia de las obras que le grabó su compatriota Ignacio Corsini y de otras obras que también le pertenecen. Luego es Bottino quien invita a Calónico, algo reacio al micrófono, a que exponga los orígenes de los tradicionales homenajes a Gardel que el mismo gestara en aquel ya lejano 24 de junio de 1992 y siguen perdurando en el tiempo. La exposición singularmente pormenorizada sirvió para recordar a figuras que se subieron al escenario que alguna vez pisó Gardel para rendir su tributo como acaso Raúl Funes, Alma Gloria, Raúl Méndez, Mecha Bazán, Carlos Cristal, Tito Ferrari, los historiadores Jorge Tirigall y Rodolfo Omar Zatti, el glosador Elio Pereiro, la sobrina nieta de Carlos Gardel, Elena Irene Gardes, Miguel Bonano, el “Chula” Clausi que con 98 años a cuestas ejecutó magistralmente en su bandoneón De puro guapo, Miguel Ubaldón, Rubén “Pocho” Villegas, Luis Migliori, la Antigua Fray Pimiento, El trío Ayres de Antaño, Las perlas del tango de Claudio Durán, la Banda de los Bomberos Voluntarios de San Isidro y un montón de figuras más imposibles de enunciar en su totalidad en esta crónica.
También se refirió a personalidades agasajadas por la entidad organizadora en estos actos de recordación como el Dr. Jorge Alberto Minces de la Asociación Gardeliana Argentina, Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, el Dr. Alfonso Stagno, el Dr. Melchor Ángel Posse, ex mandatario municipal, el Dr. Carlos Capparelli, juez de paz y funcionario municipal, y entidades como la Sociedad Italiana de Tigre, Sociedad Calabresa Madonna del Pettoruto de San Isidro, etc. Con la profunda emoción que le producía la recordación y muchas veces al borde de quebrarse en el curso de su alocución, Calónico recibía las acotaciones de Bottino y mías formuladas deliberadamente para salvar la situación. Ellas se dieron cuando evocó a los desaparecidos Helio Pereiro y Carlos Capparelli y cuando recordó aquel poema que le dediqué a su persona y los homenajes al cumplirse 18 años de su realización. Finalizada la disertación de Calónico,
Sa Fleitas que escuchaba con atención lo narrado, se encargó de hacer públicos los motivos que lo inspiraron junto a Dante Arias para plasmar sobre la tela la obra N° 6 que muestra el clásico sombrero gardeliano al centro y debajo de él un rostro de Gardel del que apenas se ven los ojos, con una mirada puesta en quien sabe que horizonte, rodeándolo están las palabras, casi una constante en la obra de los pintores que vinculan a Gardel con lugares, tangos y afectos y al pie una frase del cantor que no necesita mayores comentarios…”No soy yo el que triunfa, es el tango que se impone”…

Alejandra Leuker, directora del coro de la “Dante Alighieri” para darle tiempo a sus coreutas que se organizaran, así…a capela nomás, se atrevió con un popurrí de tangos de corte gardelianos que hicieron las delicias de una platea, a esa instancia muy nutrida.
Llegaría, después de un breve refrigerio que nos ofrecieron los dueños de casa, la actuación del coro. Particularmente lucida fue su presentación advirtiendo en cada uno de los temas una notable armonización de voces seguramente producto de un intenso trabajo previo. Un tango italiano, Guitarra romana, cantado en el idioma del Dante y Tinta roja y Caminito interpretado en la lengua de Cervantes marcaron una actuación que seguramente quedará para el recuerdo de quienes nos llegamos a Don Bosco 57 a presenciar la séptima jornada de una muestra que muy a nuestro pesar entra en las vísperas de concluir.





Fotos Gentileza Ricardo Demelli




jueves, 5 de julio de 2018

Muestra "Dos por cuatro por dos en grises" Jornadas Gardelianas 5 y 6



Crónica por Rubén Fiorentino

Después del paréntesis impuesto por el fin de semana reanudamos la actividad en Don Bosco 57, sede del anexo de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos y Cultural “Dante Alighieri”. En el marco de la quinta jornada gardeliana nuevos atractivos se sumaron a la muestra pictórica de los artistas Rolando Sa Fleitas y Dante Arias. Con las palabras de apertura de Jorge Bottino y las de bienvenida de rigor pronunciadas por Mario Calónico, presidente de la entidad dueña de casa me tocó a mí, Rubén Fiorentino presentar y justificar el tango ritual que en la oportunidad fue Duelo criollo de Juan Rezzano y Lito Bayardo.
 
Destaqué, pues ese es el propósito al cumplirse el centésimo cuadragésimo aniversario de la “Dante Alighieri” de San Isidro la condición italica de Rezzano nacido en Castiglione Chiavarese, Génova el 5 de junio de 1895 y fallecido el 11 de febrero de 1979, la fecha del registro discográfico del “Zorzal”, otro tema que también le grabó y demás producción autoral del nombrado. Agotado esta instancia cabía la presentación de Rolando Sa Fleitas, realizada por Bottino destacando los tiempos del pintor en Villa Urquiza, de donde es oriundo, antes de su partida a la Provincia de Chaco donde está radicado desde hace años. Tocó después a éste hacer una semblanza de los motivos que inspiraron a él y a Dante para plasmar sobre la tela la cuarta obra de la muestra que muestran el escenario típico de un café, sus sillas y mesas distribuidas a usanza clásica, nombres de los cafés tradicionales de la metrópoli inscriptos en cada espacio libre de la tela y sobre una de las mesas el sombrero, acaso el gacho gris que cita el tango, que simboliza la presencia del que nos sonríe desde el bronce.
Por supuesto el pintor da su propia interpretación que no necesariamente debe coincidir con la de los espectadores. Sa Fleitas destacaba que hasta sería saludable que las visiones no coincidieran para hacer más grande el espectro, incluso se atrevió a justificar la inscripción los inmortales en la tela, café inaugurado a posteriori de la partida de Gardel dando una postura de la perdurabilidad en el tiempo de sitios “que ya no quedan” como diría Julián Centeya pero siguen estando en el ideario colectivo. Tomó la posta luego Bottino que tras breve introducción se refirió a cafés que Gardel  solía frecuentar de Capital Federal, el conurbano bonaerense e incluso de la provincia de Buenos Aires, más precisamente en sitios como Azul y Bahía Blanca. Lucida intervención tuvo Bottino que hasta le dio cabida a imaginar a Gardel visitando un local de esas características que supieron administrar sus antepasados en el mismo barrio del Abasto. Los aplausos, como no podía ser de otra manera, coronaron su alocución, para luego de una atención de los dueños de casa de ofrecernos café, té y algún alimento ligero dar un cierre musical con Judith Fritz que acompañada de pistas nos regaló Caminito y Cafetín de Buenos Aires.
De esta forma cerrábamos la quinta de nueve jornadas dedicadas a exaltar la figura del mayor cantor popular de todos los tiempos.

La sexta jornada que tuve el honor de abrir no varió mucho la rutina de inicio. Mario Calónico brindando la bienvenida en nombre de los dueños de casa, el tango ritual que involucra a algún poeta o compositor italiano y su posterior justificación. En la oportunidad escuchamos Flor de fango, uno de los primeros tangos que grabara el “Zorzal”, el 28 de agosto de 1918 acompañado de la guitarra de José Ricardo. El tema sirvió para evocar la figura de Augusto Umberto Gentile pianista y compositor nacido en Roma el 11 de septiembre de 1891 y fallecido el 18 de marzo de 1932. Las obras que compuso y las grabaciones que hizo Gardel de la escuchada y Desdichas y hasta se contempló esa situación no confirmada de la grabación de Déjeme que l´acompañe donde un investigador prestigioso como Orlando De Greco asegura que existió y otros como Boris Puga y José Antonio Cárcamo no registran pues la placa aludida jamás apareció. Concluída su justificación Bottino previa presentación de Sa Fleitas le brindó el micrófono para que se refiriera a los motivos que inspiraron a él y a Dante Arias para concebir la pintura N° 5 que muestra a un Gardel de pie contemplando una suerte de grafitti que muestra frases de referentes indiscutidos de la lírica porteña como Edmundo Rivero, Roberto Goyeneche y Horacio Ferrer referidas al “Zorzal” y al tango. 

Cuenta el artista que esa imagen que pintaron del cantor se inspiró en aquella fotografía donde se lo ve contemplando un pájaro que está dentro de su jaula y que en vez de aquella ave prisionera ellos quisieron retratar a un Gardel contemplando la opinión que de él formaron sus herederos en el canto.
Seguidamente “calzé la pilcha de disertante” y comencé mi alocución sobre “Gardel en la pluma de los poetas”. El trabajo de investigación que presenté data de tiempo atrás y hace algunos años, con otro formato, lo dí a conocer en el Colegio de Abogados de San Isidro. Decía con otro formato porque las frases poéticas que cité en la charla las recrearon en interpretaciones cantores de esta parte del conurbano bonaerense, los textos que hilvanaban la historia los leyó mi hijo Esteban, quedando bajo la responsabilidad de Haydee Margarita Sosa, el Dr. Carlos Arena y quien esto escribe el recitado de los poemas.
No se pudo hacer así esta vez y me tocó hacer uso de la palabra todo el tiempo cosa que temía se convirtiera en monótona por lo extenso del trabajo y porque el público siempre escuchaba una misma voz. Afortunadamente no fue así a juzgar por el silencio en el que formulé mi relato y las posteriores muestras que mayoritariamente me brindaron. Restaba el momento musical para culminar una jornada, Broche brillante fue el cierre brindado por el joven intérprete Jorge Tortosa acompañándose con su guitarra. Aún suenan en mis oídos los aplausos y ovaciones que recibiera por su entrega e incluso las palabras de Rubén Lamónica, Director de la peña folklórica “Cielito de San Isidro” a la sazón improvisado fotógrafo que me decía por lo bajo…”Lo envidio, joven, pintón y con una voz extraordinaria…tantas condiciones en una sola persona”…
 
 
Fotos Gentileza Graciela Willis, Ricardo Demelli y Rubén Lamónica.



+Enlaces

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

- Día Nacional del Bandoneón -

- Día Nacional del Bandoneón -
El 11 de junio se celebra el "Día Nacional del Bandoneón" en homenaje a un nuevo aniversario del natalicio del mayor exponente de ese instrumento, Aníbal Carmelo Troilo o simplemente...Pichuco